jueves, 26 de junio de 2008

LOS 33 TEMAS DEL A M: TEMA 26: CONCEPTOS DEL VICIO (QQ.•.HH.•. Adolfo Terrones y Alfonso Garcia G)

De todos nosotros es bien sabido, que la ETICA MASONICA, en su afán de presentarnos en lo posible, los Sistemas y de los Medios más adecuados, para lograr un PERFECCIONAMIENTO MORAL, y que determine nuestra CONDUCTA pública y privada en sus tendencias Sociales; esos preceptos nos demuestran, en sus enseñanzas Científicas, una confirmación plena de sus Principios Filosóficos, señalándonos el camino que debemos seguir, hasta llegar al convencimiento humano, la noción de lo que puede ser la regeneración moral, misma que siempre nos ha conducido hacia la meta del ARREPENTIMIENTO PROPIO DE LAS ALMAS NOBLES.
En consecuencia, es muy justo conocer en detalle, cuáles son esos sentimientos que emanan de nuestra conciencia, para procurar huir de las malas tentaciones, de las perversas costumbres, y de los hábitos que pervierten todo instinto de moralidad en el hombre; o en otras palabras, saber cuando hay necesidad de hacer acopio de la VOLUNTAD, del ESFUERZO y de la ENERGÍA individual, para poder apartarse del camino, que de una manera directa, conduce a la humanidad hacia los VICIOS o hacia la DEPRAVACIÓN, y como consecuencia natural, también hacia la comisión del VERDADERO CRIMEN.
Principiaremos pues, por buscar el Origen, la Definición, y demás conceptos que puedan servir de Tema para el Estudio, y poder hacer patentes las desastrosas CONSECUENCIAS, producidas por una vida agitada, llena de defectos o de lacras, que incuestionablemente, terminan por minar la Moral, el FISICO y las FACULTADES INTELECTUALES, de quienes llegan a caer en las garras de tan denigrantes costumbres, provocando la lamentable situación en que por lo regular, se colocan todos los VICIOSOS.
Por lo tanto, y en primer lugar, vamos a investigar de dónde viene la palabra VICIO, y desde luego sabemos que deriva de la Lengua Latina"VITIUM", como voz que significa Imperfección; defecto Físico o Moral; es el hábito que se adquiere, para obrar siempre mal; es la mala condición del Alma de las personas, para inclinarse a Abusar de determinadas cosas, se refiere también, a la Falsedad, al Engaño o a la Mentira, para emitir cualquier Opinión o hacer alguna proposición; es el acto de ejecutar una acción, frecuentemente o en demasía; es la afición por determinadas costumbres, que incitan a excederse en el goce de los deleites; es el gusto o la manía, que provoca excesivo apego hacia las cosas que perjudican a la Salud; es la libertad ilimitada, para adoptar las tendencias o malas costumbres; es la depravación de los sentimientos morales, para MENTIR gratuitamente, es la tendencia que incita a procurar cualquier perjuicio en contra de nuestros semejantes: es el acto de consumar alguna acción con perversidad; es el estado inconsciente que convierte al hombre en un ente despreciable; es también la degeneración producida por el uso excesivo del alcohol, de los juegos de azar y de las drogas enervantes; también se refiere al crecimiento sobrenatural, de los seres animados y de las plantas; así como a las mañas o defectos que adquieren los animales, cuando no se les educa.
Por lo que respecta a la definición Masónica, de lo que es el VICIO, se refiere precisamente al acto de contentar nuestras insanas Pasiones; es el hábito que pervierte a los Instintos Humanos; y se entiende también como la ACCIÓN DE SACIAR los deseos, cuando viene la desesperación si no se satisfacen; y por último, es la perversión de la Sana Moral y de las Buenas Costumbres Sociales.
Consecuentemente, debemos tomar en consideración, que una de nuestras principales misiones ante los ojos de la Humanidad entera, consiste en COMBATIR, en forma práctica y radical, a todos los VICIOS, cualquiera que sea su origen, o las causas que concurran en el ánimo de quienes los hayan adquirido; o bien, en atención a las circunstancias en que el hombre se haya visto obligado a contraer, tan denigrantes hábitos, tomando en cuenta que, son también perjudiciales para la SALUD de la propia familia, así como de fatales consecuencias, para las futuras generaciones, y por lo mismo los son igualmente para la colectividad humana; pero precisamente la práctica de las VIRTUDES MORALES, es lo que debe satisfacer al masón por haber cumplido con los postulados que imponen nuestra Institución; pero de acuerdo con los juramentos prestados ante el Ara; puesto que con ello se consigue hacer una labor de eliminación, por cuantos medios están a nuestro alcance, para combatir a todos los VICIOS, que en la actualidad y que constituyen una práctica denigrante y vulgar, que por lo mismo, se ha convertido en una lamentable PLAGA UNIVERSAL, porque tiende a destruir a la MORAL y a la SALUD del hombre, como ya se dijo; con perjuicio de la Familia, de la Sociedad y de la Humanidad.
También sabemos que las causas primordiales que conducen al hombre, hasta adquirir el hábito de los VICIOS, lo son por lo regular, la IGNORANCIA, la ausencia de la VOLUNTAD PROPIA, la DEBILIDAD DE CARÁCTER y la FALTA DE PREPARACIÓN INTELECTUAL, para conducirse correctamente, y cumplir con sus deberes sociales, sin embargo se nos presentan deplorables ejemplos, por los que hemos palpado, que mientras más culto es el individuo VICIOSO, es mucho más acentuada la DEGENERACIÓN EN QUE CAE, que cuando se trata de personas de mediana o de ninguna cultura, por lo tanto esa Lacra Social, es mucho más peligrosa, para quienes ostentan determinado talento.
Al mismo tiempo, debemos tomar en cuenta, que la DEPURACIÓN de los componentes que forman a la Sociedad Profana, depende de la exacta y serena aplicación que se haga de la TOLERANCIA, pero tal y cual se manifiesta, dentro de las enseñanzas Masónicas puesto que se trata de llevarlas hasta la mente de todo género humano; que son la Filosofía y las Ciencias Morales, las que sirven de base, a tan delicados procedimientos humanitarios, para lograr morigerar a los pueblos; tomando en consideración que siempre han ido de acuerdo con el Dogma Masónico establecido, dentro de los principios que nos demuestran que la ARMONÍA UNIVERSAL, es un precepto de ESTRECHA UNION, para lograr el bienestar de la Familia, para obtener la seguridad de la Sociedad, y para lograr la FELICIDAD de la Humanidad.
Por otra parte, para poder contrarrestar los desastrosos efectos que produce los VICIOS, dentro del organismo del hombre, se hace necesario también conocer los estragos ISICOS, los móviles MORALES y la depresión INTELECTUAL, que tanto vienen perjudicando al individuo falto de VOLUNTAD PROPIA; por lo tanto podemos asegurar, que juzgando las cosas dentro de los preceptos Filosóficos, el VICIO es una INCLINACIÓN DENIGRANTE, OPUESTA A LA VIRTUD, tomando en consideración que esta última, requiere un bien definido esfuerzo MORAL y FISICO, para lograr alcanzarla, puesto que el hombre, por lo regular, tiene que hacer un SACRIFICIO de la VOLUNTAD, para poder cumplir fielmente con esos mandatos.
Por esa razón, cuando el individuo, no obedece a los más nobles dictados de su conciencia, para apartarse de los MALOS HABITOS; quiere decir que es la VOLUNTAD lo que le falta, o que carece de LIBRE ALBEDRIO, lo que indudablemente lo convierte en un JUGUETE DE SUS INSANAS PASIONES, porque no podrá nunca negar, que el o los VICIOS que ha adquirido, consisten en satisfacer con INMODERACIÓN, el gusto que le proporciona, los PLACERES, sin tomar en cuenta que esos excesos, le PERJUDICAN MORAL Y FISICAMENTE, no sólo por lo que respecta a su personalidad de Hombre Intelectual; sino también en menoscabo al bienestar de quienes le rodean.
En esas circunstancias, es como el Individuo se AISLA por sí solo, y se hace indigno del aprecio de sus semejantes, por cuyo motivo, no cabe duda que se tendrá que ver rechazado, por la Sociedad en que vive, y por lo mismo, todo el Mundo le señalará como a un PARÁSITO HUMANO, o sea, como un Hombre INCAPAZ de poder GOBERNAR SU PROPIA VOLUNTAD, en beneficio de los suyos, mucho menos para contribuir la buena fama, que deben demostrar las personas de reconocida ilustración.
Mientras tanto, vamos a referirnos también, a la existencia de los VICIOS COLECTIVOS, principalmente entre las masas populares de los Países más antiguos sobre la superficie del mundo, puesto que la Historia nos ha demostrado, que algunos de esos pueblos, al llegar al apogeo de su PODERÍO MATERIAL, cayeron bajo el peso abrumador de las ORGÍAS, de los DESORDENES y de la ANARQUÍA ocasionadas por la degeneración de sus costumbres, lo que vino a dar lugar a las TERRIBLES HECATOMBES MORALES, para luego sumergirse en el marasmo que produce todo género de EXCESOS y de VICIOS; principalmente cuando su origen ha sido la ambición, LA INMORALIDAD y el MAL EJEMPLO de sus Gobernantes.
En consecuencia, no cabe duda que el Mandatario INMORAL, pierde su DELICADEZA y deja de ser un hombre honorable puesto que en esas condiciones, es cuando le faltan las ENERGIAS FISICAS, y cuando es nula también su VOLUNTAD PROPIA, y por lo consiguiente, se convierte en un Gobernante INUTIL, FACIL DE MANEJAR y de EXPLOTAR, puesto que queda a merced de sus más inmundas pasiones, y desde luego, se hace despreciable e indigno de las atenciones populares, las que lo verán con REPUGNANCIA; pero también puede suceder, que ese mismo proceder, pervierta los Instintos de las Masas del Pueblo, para luego sumergirlo dentro de los más inmundos lodazales de la PERDICIÓN, sin más responsabilidad, que la de haberse extraviado bajo las sombras de los peores, y ridículos EXCESOS, los que indiscutiblemente dan origen a todos los VICIOS; por lo tanto, ese Mandatario, jamás será respetado, ni aun por sus más ALLEGADOS, mucho menos por la Sociedad a quien debe CONSIDERACIONES Y AGRADECIMIENTOS.
En cambio, la ETICA CIENTIFICA y la MORAL FILOSOFICA, juzgada dentro de los principios Masónicos, nos proporcionan un cúmulo de enseñanzas, aplicables a todas las EDADES, a todas las costumbres y a todos los sentimientos HUMANOS, puesto que su esencia, está en contraposición con todos los EXCESOS que vienen a degenerar en los vicios más repugnantes, pues debemos tomar en cuenta que, los malos hábitos, traen como consecuencia natural, el DEBILITAMIENTO MATERIAL la CORRUPCIÓN MORAL, el ENTORPECIMIENTO de las FACULTADES INTELECTUALES, y la PERVERSIÓN ESPIRITUAL del hombre, circunstancia por la cual, muchas veces llega a semejarse a un MONSTRUO HUMANO, o a CONVERTIRSE EN UN SER IRRACIONAL, incapaz de coordinar sus ideas, ya que en esas condiciones, le ABANDONA TODA FACULTAD PROPIA DE LA CONCIENCIA del individuo.
Pudiera decirse que el VICIO, cualquiera que sea su inclinación o la tendencia que lo origine, constituye también una peligrosa enfermedad FISICA, un defecto MORAL, y una afección ESPIRITUAL, para quienes se dejan arrastrar por la influencia de las bajas pasiones; cuyo caso, todos sus actos, sus pasiones o sus obras, constituirán una cadena interminable de ERRORES MORALES y MATERIALES, tomando en consideración, que el Gobierno que se ejerce sobre sí mismo, y dirigido por la PROPIA VOLUNTAD se considera como una VIRTUD, muy difícil de llevar a la práctica, siempre que se empleen todos sus principios, basados en los más puros razonamientos, y bajo la convicción de una conciencia sana, puesto que se consideran como una serie de hechos que demandan un bien definido SACRIFICIO de la VOLUNTAD y del ESFUERZO Físico e Intelectual del individuo; razón por la cual hemos llegado al convencimiento de que, el ESCLAVO de sus propios instintos, en el orden Moral, lo es también de su CUERPO, en el sentido Material, tomando en consideración que, quien desciende hasta tan bajo nivel MORAL, jamás tendrá la satisfacción de anteponer su VOLUNTAD, para lograr una justa coordinación de sus ideas, una adecuada aplicación a sus acciones o una fiel ejecución para sus obras; puesto que para ello se necesita atender a los dictados que su conciencia le determina, dentro del BUEN ORDEN DE COSAS.
De esta manera, hemos visto que muchas veces, al tratar de llevar a la práctica nuestras actividades, únicamente de conformidad con nuestro Instinto Natural, es cuando calculamos que son más FUERTES LAS TENTACIONES, y las MALAS INCLINACIONES, que los reflexivos y conscientes razonamientos, para resolver cualquier incidente de la Vida Social.
Por lo mismo, aquí se nos presenta el intrincado problema por resolver, que demuestra cuán DIFICIL, es cumplir fielmente, con la Misión que corresponde desempeñar a un verdadero Masón; ya que su principal deber consiste en APRENDER, en PROPAGAR y en APLICAR, las sabias enseñanzas de Moralidad y de Civismo, comprendidas dentro de los Temas Científicos y Filosóficos, que estudiamos en el Seno de nuestra Institución.
Sin embargo, todos tenemos la sana convicción de que, es mucho más FACIL OBRAR SIEMPRE BIEN, que buscar disculpas, o concertar combinaciones, para OCULTAR o REMEDIAR algún mal que hayamos hecho sabiendo que con ello, nos PERJUDICAMOS únicamente nosotros mismos.
Pero, aún existe otra LACRA SOCIAL, más grave todavía que el propio VICIO; y lo es nada menos que la EXPLOTACIÓN INMODERADA DE TODOS LOS VICIOS, hecho que por lo regular, se ha convertido en Comercio INMORAL, admitido por una mal entendida Tolerancia, puesto que viene a beneficiar, sólo a determinados vividores, cuya perversidad y falta de delicadeza, les permite en forma despiadada la CORRUPCIÓN DE LAS BUENAS COSTUMBRES SOCIALES, al dedicarse a explotar las debilidades humanas.
También hemos visto con profunda pena, que hay individuos que se aprovechan de la IGNORANCIA o de la falta de preparación de determinadas personas, para inculcarles el hábito de los VICIOS, la mayoría de ellos vergonzosos y humillantes, que llegan hasta la depravación del Sentido Común, causando la Ruina de las Familias, la corrupción de la Sociedad y la decadencia de los Pueblos, mismos que por razón natural, se DEGENERAN hasta llegar a una completa disolución, con perjuicio del Bienestar a que tiene derecho la Colectividad Humana.
Ahora bien, pasando a tratar algo sobre los VICIOS ESPIRITUALES, podemos afirmar que los más peligrosos son los que dominan la SUPERSTICIÓN y el FANATISMO, puesto que se trata de los hijos predilectos de la IGNORANCIA y del OSCURANTISMO, y efectivamente a esas dos Plagas Sociales podemos catalogarlas como las principales CALAMIDADES, o como a dos Monstruos Inmateriales, nacidos de cuanto puede existir de MALDAD en la conciencia humana; pero también podemos señalarles, como a otras tantas Serpientes de Siete Cabezas, siempre nacientes y hambrientas y dispuestas a herir para inyectar el más asqueroso y activo VENENO contra el espíritu del hombre; arrojando a la vez, las llamas que alimentan a las TENTACIONES, que irremisiblemente devoran a la BUENA FE de los individuos incautos, corrompiéndoles sus conciencias; por lo tanto, esa misma labor de FANATISMO puede derramarse sobre todas las generaciones, causando la deshonra y la desgracia de todos los Pueblos; lo que quiere decir, que la SUPERSTICIÓN y la IGNORANCIA, lamentablemente han abierto innumerables ABISMOS de insondable fondo, para sumergir a las generaciones futuras dentro del caos que produce la Indiferencia, la Desidia o la Apatía; siempre que su falta de preparación Moral, Intelectual, sigan el camino de los oscuros antros de la PERDICIÓN.
En consecuencia, aquí es donde debe manifestarse, como una ANTORCHA PROTECTORA DE LA HUMANIDAD DESVALIDA la labor benéfica, moralizadora y desfanatizante, que vienen desarrollando todos los Masones, para el fin de combatir con el suficiente VALOR y la TENACIDAD necesaria de que hacen uso los hombres de BUENA VOLUNTAD y de CARACTER FIRME; por lo mismo, no hay que dar un solo paso hacia atrás, durante la LUCHA DE LA VERDAD, CONTRA LA MENTIRA, ni de la LUZ CONTRA EL OSCURANTISMO, puesto que son los dos formidables enemigos de la VIRTUD, de la PERFECCION, y de la PROSPERIDAD DEL HOMBRE.
Al mismo tiempo debemos recordar, que no hay que olvidar jamás que todas nuestras actividades Masónicas, que toda nuestra labor Social y que todas nuestras facultades Intelectuales, así como la influencia Espiritual y la Material, que invariablemente ejercemos entre las Masas Populares desheredadas, a quienes les falta la preparación, que carecen de instrucción o que se encuentran sumidas en la más ignominiosa Ignorancia; es en ese medio dentro del cual hay que propagar y aplicar los principios, que en forma consciente venimos haciendo patentes, de conformidad con la Ilustración o del Talento del Individuo; pues sólo de esa manera, no se podrá LASTIMAR su Susceptibilidad de hombre delicado, ni herido en sus Sentimientos Religiosos, puesto que con ello, no se incurre tampoco, en ningún ataque a la Libertad de Conciencia, ni mucho menos al de la Libertad de PENSAMIENTO; ya que sólo se trata de COMBATIR LOS ERRORES, haciendo LUZ dentro de las Conciencias dañadas por el Oscurantismo Popular.
Igual cosa podemos asegurar, sobre la opinión que tenemos de los VICIOS Materiales, a los que también debemos atacar sistemáticamente, pero de una manera radical, haciendo uso de la CORDURA, de la PRUDENCIA y de la TOLERANCIA, tal y cual las practicamos en el seno de nuestra Institución, porque tomar en cuenta, que el Origen, las Causas o los Motivos que hayan concurrido para que el hombre adquiera semejantes inclinaciones o haya caído en las Garras de los Vicios; por lo regular son producto de su DEBILIDAD FISICA, de la CORRUPCIÓN DE SUS INSTINTOS, o de su DEPRAVACIÓN INTELECTUAL, por lo mismo y para preceder a CORREGIRLOS, se hace indispensable, aplicar los diferentes Sistemas, cuya adaptación tiene que ir de acuerdo con el Medio en que se vive; pues sabemos que, de no desarrollar una labor de convencimiento, dentro de la capacidad intelectual del individuo, en otra forma es inútil perder el tiempo, por la razón de que no se obtendrían los resultados favorables que se buscan para lograr la Moralización o la Regeneración de las MASAS Populares, o para hacer RAZONAR y volver hacia el camino de la VIRTUD a los caídos a causa de los VICIOS.
Finalmente estamos capacitados para hacer constar que, toda la BUENA VOLUNTAD, que todo el ESFUERZO y que todo el SACRIFICIO que se despliegue, para terminar con las LACRAS SOCIALES, resulta muy pequeño, si se toma en cuenta que nosotros los Masones, ya hemos pasado por las Pruebas MORALES, MATERIALES e INTELECTUALES, a que se nos sometió, antes de ser aceptados como Iniciados, dentro del seno de las Logias; por esa razón consideramos también, que todo hombre que se SACRIFICA en aras de un BIEN SOCIAL, obtiene un señalado triunfo para su vida, y por lo mismo, es indudable que con su proceder se abre paso hacia el camino que lo lleva al Triunfo de sus ideales, y en consecuencia hacia la VIRTUD.
Pero tampoco podemos olvidar, que si llegamos a adquirir el HONROSO TITULO DE MASÓN, sin lograr desprendernos de nuestra envoltura Material Simbólica, y continuamos conservando y sosteniendo los mismos falsos sofismas, propios de la vida Profana, o seguimos aceptando todas las DEBILIDADES propias de un hombre impreparado; en esas condiciones, el individuo sólo llegara a demostrar, dentro de sus actividades Masónicas, que es un PROFANO DISFRAZADO CON LA AUGUSTA INVESTIDURA DEL INICIADO, lo cual vendría a agravar su situación, porque se convertiría en uno de tantos OBSTACULOS que impiden la propagación de los IDEALES, de las MAXIMAS y de los PRINCIPIOS contenidos dentro de la Filosofía, de las Ciencias y de la Etica Masónica.
Tal es en síntesis, lo que puede deducir, acerca de las enseñanzas que contiene el primer Grado, en relación a los principios que se tienen de la más elevada MORAL, y en atención a los conceptos que la Masonería se ha formado, respecto a los VICIOS, a su lamentable consecuencia o a los estragos que causan entre la Sociedad, vistos y juzgados comparativamente con las VIRTUDES, que pueden lograr la REDENCIÓN de los Hombres faltos de Voluntad, de Firmeza, de Energías Físicas y de Facultades Intelectuales.

LA BÓVEDA CELESTE

Se denomina bóveda celeste a todo aquello que podemos ver desde la tierra. Este término se usa en la biblia para definir el cielo: el mundo...