domingo, 4 de julio de 2010


¿Quieres ser Masón en Barranquilla?
VIENEN LOS MASONES
Hijo, ven a ver, vienen los Masones...
¿QUIÉNES SON?
Ellos... los que van caminando de Oriente a Occidente y de Norte a Sur, con los pies bien firmes en el Universo.
¿POR QUÉ TIEMBLA LA TIERRA A CADA PASO QUE DAN?
Porque cada uno carga sobre sus espaldas el peso de un Templo erigido a la Verdad.
¿DE DÓNDE SON?
No tienen fronteras, la tierra es su casa y el cielo es su techo, formando una raza sin color y de todos los colores, pero tienen señales que los hacen diferentes de los demás.
¿CÓMO LOS RECONOCES?
Llevan el silencio en la boca y el dedo pronto para señalar lo injusto, lo falso y lo hipócrita. Estar entre ellos es como estar en casa, no necesitas máscaras, basta ser tu mismo.
¿CUÁNTOS TIPOS DE MASONES EXISTEN?
Dos, los que son Luz y los que todavía son capullos. De estos últimos hay muchos pero de los primeros pocos; de estos primeros podemos esperar todo, ya que sus rostros son lisos, no tienen arrugas ni permiten dobleces, no temen nada porque para ser Luz tuvieron que morir para la vida profana para finalmente poder vivir.
Vienen del seno de la tierra para ver la Luz y ser Luz, la misma que ilumina el camino de sus Hermanos.
Todo comienza y todo termina en su interior, en su alma, dejando el capullo como mariposas. Mudaron y dejaron la piel vieja por una nueva que está llena de Luz.
Ref: Masones sin fronteras
Si persevera en su voluntad de ser iniciado Masón, debes cumlir con los requisitos personales de admisión:
1º).- Ser mayor de edad.
2º).- No pertenecer, ni haber pertenecido, a organizaciones que promuevan ideas xenófobas ni discriminatorias de las personas por razón de sus opiniones políticas, ideas filosóficas, por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
3º).- Ser una persona libre.
4º).- Poseer un comportamiento social digno y ser una persona honrada y de buenas costumbres. 5º).- Ser una persona tolerante y respetuosa consigo mismo y con los demás.
6º).- Ganarse la vida honradamente y tener independencia económica.
7º).- Carecer de antecedentes penales computables.
8º).- Residir en Barranquilla, Colombia o en lugares que no le impidan asistir regularmente a los Trabajos en Logia.
DEJA TU CORREO EN EL LIBRO DE VISITAS Y COMENTÁNOS TÚ INQUIETUD

LA MARCHA DEL APRENDIZ


Es indudable, que todo movimiento que se inicia, por los propios medios de que dispone el hombre para trasladarse de un lugar a otro, debe ejecutarse en determinado orden, de una manera firme y segura.
Los seres racionales, deben sujetarse a un sistema de procedimientos adecuados a sus usos y costumbres, con el fin de no detener o interrumpir su marcha, por la senda del bienestar y del progreso humano.
La marcha del hombre, a través de la etapa de su existencia y de su vida, forzosamente debe afrontar situaciones adversas, sin temer a las argucias, que puedan influir en su conciencia, generando en el, el deseo de detenerse o de retroceder, abandonando su propósito y suspendiendo la ejecución de sus obras, que lo pueden conducir al peor y seguro fracaso antes de llegar a su objetivo.
El origen, la etimología y la interpretación, de lo que en verdad significa la palabra marcha, que viene del latín «marchia», del italiano «marchaire» y del francés «marcher», voces que en el sentido propio, significan ir adelante; marcar los pasos; iniciar una marcha hacia cualquier lugar, etc. Cualquiera que sea la finalidad del ritual de la marcha, consiste en aprovechar el tiempo en hacer o lograr algo mas, mientras se camina hacia algún punto determinado.
En masonería, la marcha del aprendíz masón data cuando menos, desde el siglo x, época en que hicieron su aparición los masones activos o albañiles del gremio de los obreros, que trabajaban a base de cal y canto; su interpretación y enseñanzas simbólicas, contienen un vasto campo en lo moral, espiritual e intelectual, que definen prácticamente la conducta del hombre durante su vida. Por lo tanto, esa marcha está constituida por la disposición que se le da a la serie de pasos, por medio de los cuales se penetra, desde las columnas del templo, hasta alcanzar el ara.
Esta marcha tiene sus variaciones, según la cámara en que se trabaja, así también en lo que respecta a los diferentes ritos aceptados por la masonería universal.
Sabemos que la marcha del aprendíz masón en el rito de york, se inicia cerca de la columna b del templo, es decir desde occidente. El aprendiz, estando en la posición al orden, inicia su marcha marcando los tres pasos reglamentarios, colocando los pies en forma de escuadra, para avanzar de esa manera hasta la altura del ara, para saludar a las 3 luces de la logia, esta marcha se ejecuta manteniendo siempre el signo penal.
La referida marcha consiste en el acto de colocarse entre columnas, para dar tres pasos hacia delante, hasta alcanzar el ara, marcando al mismo tiempo las tres escuadras antes descritas, a este hecho es a los que propiamente le llamamos: nacimiento, vida y muerte, lo que nos hace saber que cada paso representa, a uno de los tres períodos de la vida del hombre, y para recordarnos constantemente la misión que debemos desarrollar, al ser iniciados en los augustos misterios de la masonería.
Pero también existe la interpretación astronómica que se le atribuye a esta marcha, considerando su verdadero origen iniciático, en este caso, se entiende que el neófito representa un mundo objetivo, como uno mas de los millones que existen en el universo, por ende, al masón le corresponde representar un punto sobre la tierra, emprendiendo su marcha alrededor del ara representando así, el movimiento rotatorio sobre si mismo, para luego tomar la posición inicial, de hecho, ejecuta simbólicamente el movimiento que describe la tierra alrededor del sol, para dar lugar al dia y la noche, recorriendo, de occidente a amanecer, del amanecer al oriente, del oriente a medio día y del medio día a occidente, lo que nos demuestra al mismo tiempo que no existe en su forma natural fenómenos que lo retarden, lo detienen o hacen retroceder en su carrera por la ruta del deber.
En efecto, esta es la razón por la cual, el aprendíz siempre inicia su marcha rodeando al ara por su costado derecho, haciendo el saludo correspondiente al sol al pasar por el oriente pues allí se vivifica con su poder y puede recibir el conocimiento deseado, para trabajar con el, en su retorno a las tinieblas para irlas desvaneciendo.
Estos razonamientos nos hacen pensar en el motivo por el cual, las dignidades de la logia se colocan en esos tres puntos: el vm al oriente; el 1ervig. Al occidente, y el 2do.vig., al sur o medio dia, con lo que, de una manera simbólica y elocuente, se le marcan al aprendiz sus respectivas misiones para el desempeño de sus deberes.
A eso se debe que el dia y la noche, bajo el punto de vista del simbolismo masónico, la primera represente el desarrollo de las actividades humanas, durante el período de la existencia del hombre; y la segunda es emblemática del reposo o del descanso eterno, pero también se refiere al día de 24 horas, incluyendo a la noche. Esta etapa nos proporciona las tres fases por las que pasa la vida cotidiana del iniciado, ya que en esas 24 horas, se debe emplear 8 horas para el desarrollo de sus trabajos, 8 para la ejecución de sus ejercicios físicos y mentales, y 8 horas para recuperar sus fuerzas, por medio del descanso; en consecuencia, no nos referimos separadamente al día de la noche, puesto que propiamente dicho, esa unidad de tiempo, comprende las 24 horas que tarda el sol en hacer su recorrido aparente alrededor de la tierra.
Por otra parte, la escuadra que formamos al colocar los pies en posición al iniciar la marcha hacia el ara, representa, como ya sabemos, el signo de la equidad, puesto que sus extremos son la razón y la justicia, cualidades que nos sirven de norma de conducta, para no desviar nuestros pasos por otro camino que no sea el que nos trazan las virtudes, y poder llegar a la meta.
Ahora bien, al emprender nuestra marcha, para que simbólicamente tomemos el camino de la verdad, principiaremos por marcar nuestros pasos, con el pie izquierdo, precisamente porque se considera a este miembro, físicamente hablando, como la extremidad inferior mas débil, motivo por el cual, debemos apoyarlo con cuidado, antes de cerrar el primer paso con el pie derecho; en el sentido moral, este acto nos indica claramente, que se puede evitar un resbalón o un paso en falso, que nos pueda deslizar hasta caer en el abismo; lo que también nos da a entender, que antes de tomar una decisión, o de emprender alguna obra, primero hay que pensar serenamente y con calma, las consecuencias o la trascendencia que pueda originar una resolución arrebatada, o llevada a la práctica con precipitación, puesto que eso sería ir directamente por el camino de los errores, y como consecuencia final, al fracaso de cualquier empresa.
Estas enseñanzas, buscan una aplicación sana y basada en la ética social, por cuyo motivo, la marcha del aprendíz masón simbólicamente contiene muy amplias lecciones para comprender, que sirven de base para la ejecución de todos nuestros actos, porque perfecciona nuestro entendimiento, coordina nuestras ideas, y define nuestra conducta masónica y profana.
Así tenemos pues, a la escuadra que es la guía emblemática de la conciencia del hombre, porque nos da a conocer la justa aplicación de la verdadera equidad, y recuerda constantemente al iniciado, que sus actos son y serán siempre juzgados, bajo la influencia benéfica de la razón y la justicia, inculcándoles una firme inclinación hacia el bien y a la verdad suprema, circunstancia que tiende a formarles un ardiente deseo de superación, y por último es la manera de señalarles, los senderos por donde el hombre puede llegar a ejercitar su entendimiento y a cultivar su inteligencia
Sin embargo, el principio básico filosófico que se viene aplicando a la marcha del aprendíz masón, consiste en que también contiene innumerables enseñanzas, sobre la mejor manera de adaptar los razonamientos, en una forma práctica, serena y radical, para que los iniciados no caigan en un medio ambiente, que los conduzca por el camino de las dudas o de los errores, cuyas irremediables consecuencias, pueden ser fatales o cuando menos adversas al destino del hombre, porque de antemano sabemos que nos es más fácil obrar bien, que tratar de remediar un mal incurable.
En los tres pasos, que el aprendiz marca durante el desarrollo de su marcha el primer paso representa al nacimiento del hombre, al período de su educación infantil en el seno de su hogar; el segundo paso, es emblemático de su vida, o sea de la etapa en que recibe su preparación moral, física e intelectual, que le permiten abrirse paso durante su existencia; y el tercer paso, simboliza a la muerte, o bien al momento en que el hombre, ha terminado de cumplir su misión en la vida, y por lo mismo se presume que contento y satisfecho baja a la tumba para gozar de su descanso eterno; estas tres interpretaciones representan otros tantos períodos por los que pasan los seres racionales, durante el viaje que ejecutan a través de su existencia, luchando por su bienestar, su progreso y por el de sus semejantes.
Existe otra enseñanza esotérica atribuida también a estos tres pasos; y consiste en que el primer paso, representa al período de la investigación de las causas y los efectos, que dan origen a los enigmas que encierra la creación, para dar lugar al desarrollo de los fenómenos naturales; el segundo paso, simboliza a la época en que el hombre trata de descubrir los arcanos espirituales, que le conducen hacia lo sagrado, lo divino y lo desconocido, cuyos estudios aún resultan algo incomprensibles, debido a la diversidad de religiones y sectas adoptadas por la humanidad; y el tercer paso, es representativo de la etapa en que el hombre trata de encontrar una resolución aceptable, para comprender los secretos que encierra la eternidad, por cuyo camino puede ser que se llegue a determinar, lo que es la verdadera inmortalidad, o mejor dicho, que nunca llegaremos a temerle a la muerte.
Por otra parte, en el sentido exotérico de la palabra, resulta que las enseñanzas de los tres pasos, tienen otras acepciones, tomando en cuenta a la forma y el orden en que se ejecutan, puesto que el iniciado los marca formando tres escuadras, precisamente para demostrar, que simbolizan a la serie de fenómenos naturales, cuyos agentes provocan la reacción en todos los seres organizados; puesto que durante ese período, se entiende que el hombre ya investigó, estudió y descubrió, que existen tres factores, como causas y efectos tendientes a mantenerlo constantemente en evolución y con vida eterna a la creación, y por eso sabemos que todo lo que nace, vive, se propaga y muere, en consecuencia, no puede existir ser animado, que no llegue a cumplir esas funciones, su misión o su cometido mientras exista, y es por eso también que de una manera consciente, debemos conocer nuestros deberes para con uno mismo, para con nuestros semejantes y para con la divinidad.
Pero también sabemos que los 3 pasos de la marcha del aprendiz, se ejecutan en línea recta hacia el ara, la misma que como se nos ha dicho, representa a la tumba, la interpretación admisible, es en el sentido de que todo masón que recibe la luz de nuestros misterios, debe sacrificar sus malos hábitos, pasiones y vicios, para conseguir con facilidad, labrar el bien propio y el de sus semejantes; es decir, que primero debe pasar por toda clase de privaciones y sacrificios, antes que mancharse con el deshonor, faltando al cumplimiento de sus juramentos, puesto que su nueva misión le obliga a conocer, que no puede llegar hasta su etapa final, que es la tumba, sin antes aprovechar el tiempo, contribuyendo en ilustrar al ignorante combatiendo al egoísmo, puesto que a ese acto le podemos llamar la propagación de los principios contenidos en la equidad, la razón y la justicia.
Sin embargo, la filosofía todavía nos define otro concepto más claro sobre la marcha del aprendiz, y consiste en que da a entender, que la línea recta que el aprendiz describe durante su camino, desde que nace a la virtud, recorre dicho sendero, unas veces cortos y en ocasiones cada vez mas largos, pero siempre dirigiéndose hacia su destino definitivo, que es la muerte, como la ley inexorable del destino.
Además, dentro del propio simbolismo, también podemos afirmar, que la referida marcha del aprendiz, es emblemática de las tres cualidades que se le exigen al candidato, para ser iniciado en logia; las de salud, fuerza y union, por cuyo motivo, es indudable que estas cualidades a su vez, también simbolizan a las tres épocas de la vida del hombre, que son: juventud, virilidad y madurez.
El exoterismo por su parte, admite otras acepciones sobre la marcha del aprendiz masón, tomando en cuenta también el orden en que se ejecuta, por lo tanto el primer paso, se refiere fielmente al principio moral básico, porque consiste en que representa el período en que el iniciado debe eliminar el dominio de la materia bruta de su ser, para lograr emancipar su voluntad, y pueda hacer uso de su libre albedrío, puesto que sólo en esa forma llega a romper las cadenas de la esclavitud de su espíritu; el segundo paso, simboliza la etapa durante la cual, el hombre debe buscar un entendimiento comprensivo para su espiritualismo, con el fin de que, haciendo uso de la libertad de conciencia, adopte la religión que mejor le parezca; y el tercer paso, es emblemático de la época en que el iniciado principia a aplicar su perfeccionamiento intelectual, puesto que la libertad de pensamiento, lo obliga a exponer o a realizar sus proyectos, como la base principal de sus actividades, hasta lograr cumplir fielmente con su delicada misión durante su existencia.
Finalmente la interpretación oculta de las enseñanzas de la marcha del primer grado, aplica sobre el masón suficientemente preparado, propagar hacia los cuatro puntos cardinales, la luz de la verdad hasta lograr de esa manera, disipar las tinieblas de la ignorancia, y poder conducir a sus semejantes por el camino del bien y del progreso, porque sólo de esa manera llegará a colocarlos en el lugar que justamente les corresponde, como hombres útiles a la colectividad humana.
Q:.H:. Carlos Caceres Luque R:.L:.S:. Constancia Y Concordia Nº11

LA BÓVEDA CELESTE

Se denomina bóveda celeste a todo aquello que podemos ver desde la tierra. Este término se usa en la biblia para definir el cielo: el mundo...