domingo, 1 de junio de 2008

LOS 33 TEMAS DEL A M: TEMA 12: LAS HERRAMIENTAS DEL APRENDIZ, SUS USOS, SU SIGNIFICADO Y SU SIMBOLISMO(QQ.•.HH.•. Adolfo Terrones y Alfonso Garcia G)

Dentro de las diferentes actividades Masónicas a que nos dedicamos, sabemos que existen muchas EXIGENCIAS, a las que hay que atender; así como innumerables COMPROMISOS que cumplir, pero cuando se trata del trabajo material o mecánico, desarrollado por medio de las facultades físicas y del talento humano, es indudable que para llevarlo a la práctica, se necesita el concurso de una variedad de Artefactos y Utensilios de trabajo; a los que damos el nombre genérico de HERRAMIENTAS, por lo tanto, vamos a proceder en primer lugar, a determinar cuál es el motivo por el que se le ha dado ese nombre, al conjunto de instrumentos aludido, para luego determinar su descripción, puntualizar sus usos e investigar su significado.
En efecto, la palabra HERRAMIENTA viene del vocablo "FERRAMIENTA", voz que en términos generales se refiere al conjunto de Útiles profesionales, propios para el uso de los Artesanos y Obreros; es también una colección de instrumentos que se emplean para ejecutar los Trabajos de Arme y obras materiales en los centros industriales, factorías, fábricas y talleres, para el fin de desarrollar cualquiera actividad física o mecánica, llevada a la práctica por la mano del hombre.
Por lo que respecta a la MASONERÍA, es indiscutible que para cada Grado y en cada Cámara, se necesitan las HERRAMIENTAS apropiadas, para lograr la ejecución de las Tareas, los Estudios, los Análisis y toda clase de investigaciones, sean en el sentido material o intelectual, con el fin de llevar a la práctica en forma clara, sencilla y comprensible, todos aquellos trabajos que así lo ameriten; pero debemos también tener presente que dichas HERRAMIENTAS, constituyen y representan una infinidad de Emblemas, de Alegorías y Símbolos tendientes a demostrarnos un número ilimitado de enseñanzas Morales y filosóficas, relacionadas con los usos a que están destinadas.
Éstos son los motivos, por los que en Masonería construimos Templos Materiales a la VIRTUD, fabricamos Edificios Espirituales a la CONCIENCIA Humana, y ejecutamos OBRAS Científicas para beneficio de nuestros Semejantes; puesto que su estructura Simbólica, varía de acuerdo con la importancia o trascendencia de los trabajos que se desarrollan en cada una de sus Cámaras; por esa razón notamos también que cada GRADO posee el número apropiado de HERRAMIENTAS especiales, mismas que le sirve al INICIADO, para ejecutar y ejercitar todos los conocimientos que ha adquirido, de conformidad con las enseñanzas Científicas Masónicas; por esa razón hemos visto que los Instrumentos de Trabajo, propios del Masón en su Primera Cámara son: el MARTILLO y la REGLA de Veinticuatro Pulgadas y además el MANDIL; pero también hay que agregar, que ahí mismo se encuentran el CINCEL, la ESCUADRA, el COMPÁS, el NIVEL, la PLOMADA, la CUCHARA del Albañil, las ESPADAS y en general otras muchas PRENDAS, Figuras y Cuerpos Geométricos, cuyos usos, interpretación y Significado iremos conociendo a medida que escalemos los Peldaños Simbólicos de que constan los Grados Azules; puesto que todo ese conjunto de Artefactos, de Utensilios, Instrumentos, Prendas e Implementos entre sí; contienen infinidad de conocimientos del orden moral, filosófico y científico que nos compete conocer, por medio del Simbolismo material, del científico y del espiritual.
Una vez que en términos generales hemos detallado, la aludida interpretación y el significado de las HERRAMIENTAS DEL APRENDIZ MASÓN, ahora procederemos a estudiar, lo relativo a las enseñanzas que nos proporcionan cada uno de los Instrumentos de Trabajo, que se emplean para llevar a la práctica el desarrollo de las actividades en la Primera Cámara, en donde se nos imparten las sublimes lecciones de MORAL y de CIVISMO MASÓNICAS, mismas que muchas veces tenemos la necesidad de materializar, para poderlas hacer llegar y comprender por el entendimiento y la conciencia de nuestros Hermanos Aprendices; esos Instrumentos están constituidos, como ya dijimos antes, por el MARTILLO y la REGLA de veinticuatro Pulgadas; además de que para proteger simbólicamente las ropas el iniciado, y mantenerlas siempre LIMPIAS y sin MANCHA; como complemento se le proporciona el MANDIL de PIEL de CORDERO, como una alegoría de la Pureza del Trabajo y de la laboriosidad demostrada por el NEÓFITO; es también la representación de las obras materiales, morales, espirituales y científicas del hombre.
Principiaremos pues, por conocer cuál es el origen del nombre que se le da a dichos utensilios, así como lo relativo a su descripción, su significado y su verdadera interpretación en todos los Ordenes de la filosofía Masónica, y en relación con su simbolismo científico y espiritual.
Consecuentemente, la palabra MARTILLO, deriva de la voz latina "MARTELLUS", y se refiere a un Instrumento compuesto por una Cabeza de Fierro o de Madera, que afecta diferentes formas y tamaños, la que se sujeta por medio de un Mango que penetra a un agujero central hecho en la referida Cabeza; este utensilio tiene muchas aplicaciones puesto que sirve para golpear, clavar, labrar, devastar, forjar, machacar, remachar, etc., por cuyo motivo recibe también muchos nombres, pero de todas maneras el nombre VULGAR DE MARTILLO se emplea por razones de su uso, aunque en realidad se ejecuten infinidad de trabajos, atendiendo a su FORMA Y TAMAÑO.
Existen otras tres variedades de MARTILLOS que son: los MECÁNICOS, los de AIRE y los HIDRÁULICOS que se utilizan como maquinaria, para desarrollar trabajos muy intensos y rápidos; también se le da el nombre de MARTILLO, a la pieza que impulsa al Percutor de las Armas de Fuego, para herir al Capsul de los Cartuchos; esa misma denominación recibe una formación táctica que ejecutan dos columnas efectuando entre sí, una maniobra en forma de ángulo recto.
Entrando en materia, y refiriéndonos al simbolismo Masónico del MARTILLO, llegamos al convencimiento de que en este orden, cuenta también con un sinnúmero de materias de estudio relacionadas con la Moral, con las Ciencias Espirituales, con las lecciones Genésicas y Científicas que por su naturaleza, se imparten en la Primera Cámara como Temas de enseñanzas Ritualísticas y Dogmáticas; procederemos pues, a definirlas de conformidad con la VERDADERA estructura, las características y la forma correcta que debe afectar dicho Instrumento de Trabajo.
El MARTILLO que se proporciona al Aprendiz Masón, para que en lo Físico y Material ejecute su trabajo de LABRA, rompiendo las asperezas de la PIEDRA BRUTA, para darle forma geométrica, ya sabemos que en sentido Moral, simboliza a la FUERZA DE VOLUNTAD del hombre, para desarrollar esa lucha tan ARDUA que se interpone entre el BIEN y el MAL, acto que lleva por objeto despojar al Espíritu, de todas aquellas tendencias Perniciosas y Absurdas, que tanto perjudican al Individuo; y para el fin de que logre MODELAR sus costumbres tendenciosas y sus malos hábitos; consiguiendo por ese medio, dominar sus PASIONES perversas, eliminar sus VICIOS, perfeccionando de esa manera su CARÁCTER, como un factor de BIENESTAR a favor de sus semejantes.
Pero para llevar a la práctica y propagar todas esas Cualidades, que la VIRTUD pone de manifiesto ante nuestros ojos, para que los adoptemos como los más sublimes preceptos de MORALIDAD y de CIVISMO, se hace necesario principiar por hacer una CORRECTA y ADECUADA descripción de los verdaderos Instrumentos de trabajo, que se entregan al NEÓFITO, para que de conformidad con la esencia de sus enseñanzas, proceda a DESPOJARSE de su envoltura material, y pueda conseguir MODELAR la Espiritual.
Aquí cabe hacer notar, que lamentablemente se ha perdido la TRADICIÓN FILOSÓFICA que se le atribuye a la verdadera forma del MARTILLO del Aprendiz Masón; motivo por el cual, casi podemos asegurar que no existe una la LOGIA, en la que aparezca tal y como debe ser su estructura y características; mucho menos que se interpreten correctamente, como bases para los Temas de estudio, si tomamos en consideración que es el simbolismo de las más elevadas enseñanzas, que en realidad nos proporciona dicho utensilio; como vamos a tener la oportunidad de demostrarlo.
Para tal efecto, y confirmando nuestras observaciones anteriores, resulta que existe una infinita variedad en formas y tamaños, en relación con la Estructura que se le ha dado al MARTILLO MASÓNICO, puesto que hemos visto que consisten en la representación de cuerpos como Barrilitos, Cilindros, Paralelepípedos, Prismas, Cubos, etc., cuyas características antes descriptas más bien obedecen al CAPRICHO de quienes los fabrican, que a la verdadera estructura Geométrica y Simbólica que debe representar; puesto que si nos basamos en la interpretación alegórica de sus enseñanzas, resulta que no se les encuentra ningún significado filosófico ni moral, que se relacione con los estudios Ritualísticos que regularmente se imparten en la Primera Cámara de las Logias.
Para tal efecto no debemos olvidar jamás, que en los Talleres Simbólicos no puede existir Instrumento, utensilio, objeto, implemento, alegoría, emblema ni ninguna otra clase de prendas de las que se usan para los trabajos de las Logias; que no nos proporcione innumerables lecciones y enseñanzas prácticas, adecuadas a las Reglas de la ÉTICA SOCIAL MASÓNICA Y PROFANA, puesto que todas ellas son dignas de tomarse en consideración, como sistemas fundamentales en que se norma la CONDUCTA privada y pública del Hombre.
Por lo tanto, para comprobar y demostrar tan profundos conocimientos en materia de Moral, de Filosofía y de Simbolismo, vamos a proceder a describir las VERDADERAS CARACTERÍSTICAS DEL MARTILLO MASÓNICO, mismo que debe usar el Aprendiz durante la ejecución de sus trabajos en la Primera Cámara; en efecto, este Instrumento consta del concurso de Tres Cuerpos Geométricos que son: el PRISMA TRIANGULAR, el CUBO y el CILINDRO; estos elementos superpuestos en la forma que vamos a indicar, constituyen el Instrumento que en Masonería se usa para GOLPEAR en lo material y para MODELAR en lo Espiritual.
En consecuencia principiaremos por describir al MARTILLO MASÓNICO, de acuerdo con la forma descripta, y llegamos al convencimiento de que, visto de frente, representa a la silueta que constituye al MANDIL, en la forma que lo usan los Aprendices Masones; prenda que se le entrega como ya se ha dicho, para que pueda protegerse de las impurezas contenidas en los materiales que recibe, para ser MODELADOS, al llevar a cabo su trabajo físico; y por lo que respecta al Moral, le sirve para que ejecute sus actos fuera de toda SUSPICACIA y MALICIA, obrando de acuerdo con sus más puros sentimientos y en concordancia con su BONDAD, para no MANCHAR su reputación de hombre de bien; el referido MARTILLO asemeja también la forma de una de las caras de la PIEDRA CÚBICA DE PUNTA, como representativo de la labor material que el Aprendiz Masón debe desarrollar, de acuerdo con la estética, para darle forma geométrica y perfecta a la PIEDRA BRUTA; y en el sentido social, le indica que todas sus acciones u obras espirituales, debe llevarlas a la práctica de acuerdo con el ambiente que le rodea, para lograr que se le comprendan sus IDEAS, sus PRINCIPIOS y la LABOR cívica que por obligación debe propagar en todas partes.
Por último, el MARTILLO MAÓNICO atendiendo a su estructura arquitectónica, representa al costado de una CASA, y por lo mismo en este caso simboliza a otro de los trabajos materiales que lleva a cabo el Albañil o Masón Especulativo, dentro del orden Social; pero por lo que respecta a la parte Filosófica, se manifiesta como una obra Maestra, producto del esfuerzo y de los sacrificios del hombre, para levantar sobre bases firmes y duraderas, la inmortal estructura MORAL, que mantiene a la humanidad en estrecha UNIÓN.
Ahora bien, atendiendo a la influencia emblemática que contiene cada uno de los cuerpos de que está constituido el MARTILLO, procederemos a describirlos e interpretarlos; en primer lugar por lo que se refiere a su forma Geométrica, para luego conocer su verdadero significado; por lo tanto, tenemos a la parte superior que es el PRISMA TRIANGULAR, cuerpo compuesto por tres CUADRADOS y dos TRIÁNGULOS, y precisamente una de las Tres aristas del citado prisma, es la que forma al FILO DEL MARTILLO, parte que en lo material usa el INICIADO, para labrar las asperezas de la PIEDRA BRUTA hasta modelarle la figura geométrica correspondiente, acto que finalmente indica que se refiere a corregir las tendencias torcidas, a eliminar los malos hábitos y a desechar las pasiones vulgares del NEÓFITO.
La parte media del referido MARTILLO, o el cuerpo que sirve de contrapeso, es lo que forma el CUBO, como factor que indudablemente representa a todas las FUERZAS y PODERES materiales, que le sirven para producir el impulso irresistible que se ejerce sobre todas las cosas, con el fin de afianzar o de eliminar las CAUSAS que las originan, evitando de esa manera las consecuencias desastrosas de una mala OBRA, dentro de lo creado por la naturaleza; pero en la parte Moral, representa a la voluntad humana, que siempre tiende a evitar a todas las acciones MALÉVOLAS, por lo tanto en relación con la Física, puede comparársele como al EQUILIBRIO que se interpone, para lograr estabilizar la fuerza y la energía, subyugadas por el Talento o la Inteligencia del hombre; por ser cualidades unas, y VIRTUDES otras, que debe hacer patente en todos sus actos.
La parte inferior del MARTILLO, está constituida por el CILINDRO, cuerpo de forma redonda por sus costados y circular por sus bases; una de ellas descansa sobre el CUBO y la otra le sirve de extremo, mismo que se encuentra limitado por una Circunsferencia, esta extremidad forma un CÍRCULO PERFECTO, cuya parte del CILINDRO, es la que se emplea precisamente, para ejecutar la acción de GOLPEAR, CLAVAR, QUEBRAR, MACHACAR, etc., pero en el sentido Moral y Filosófico, nos indica el acto de purificar nuestro Espíritu, eliminando todas aquellas DEBILIDADES humanas, originadas por las malas TENDENCIAS, por la PERVERSIÓN de los instintos y por la costumbre de adquirir los HÁBITOS que nos conducen hasta llegar a las más ARRAIGADAS pasiones que provocan los VICIOS, causas de la corrupción del hombre.
En cuanto al MANGO DEL MARTILLO, sólo es una palanca que tiene por objeto, impulsar mayor FUERZA y ENERGÍA al PODER evolutivo y a la ACCIÓN benéfica, que en lo material y Moral se puede llevar a la práctica, con dicho Instrumento de Trabajo; es también el símbolo del Talento y la Inteligencia, cuya misión consiste en hacer siempre el BIEN y en ejecutar OBRAS fuertes, perfectas y duraderas, buscando siempre un beneficio colectivo.
En términos generales, esto es lo que podemos externar, atendiendo al medio en que se imparten las enseñanzas Filosóficas en la Primera Cámara; pero no hay que olvidar tampoco, que el MARTILLO antes descripto, en manos del Venerable Maestro y de los Vigilantes, es lo que constituye al Emblema de su AUTORIDAD en Logia, en cuyo caso, recibe el nombre muy conocido de MALLETE, esta voz, como ya lo explicamos en otro Tema al tratar sobre su Simbolismo, es la que confirmamos como originaria de las palabras "MARCHIS" o "MARCIO", vocablos que una vez analizados, vemos que derivan de "MARCUS", por lo tanto, todas ellas en conjunto significan MARTILLO, versión que indudablemente se apoya en que las anteriores voces, vienen del Sánscrito "MAC", palabra que también deriva de "MACH", que en la Lengua Sánscrita también se interpreta como golpear, clavar, batir, acumular, machacar, etc.; y finalmente al vocablo MALLETE, tratándose del Instrumento material que conocemos como MARTILLO, se le hace venir de la palabra griega "MASSO", misma que literalmente indica APRETAR, EXPRIMIR, ELIMINAR, PULIR, etc.; lo que quiere dar a entender que ejecuta las mismas funciones que el MALLETE o MARTILLO Masónico, por ese motivo se le ha adoptado como una insignia de la AUTORIDAD de las Dignidades, para dirigir y regularizar los trabajos de las Logias, en el sentido Material y Moral, puesto que la Filosofía Masónica, nos ha impuesto esas enseñanzas a base del Simbolismo que se atribuye al referido MARTILLO o MALLETE, dentro del Ritualismo Litúrgico, relacionado con las Doctrinas que se manifiestan por medio de los Dogmas y de la Ortodoxia Masónica.
Conoceremos pues, esas augustas enseñanzas que nos proporciona el primer Cuerpo Geométrico que constituye al MARTILLO, y desde luego se nos presenta el PRISMA TRIANGULAR, elemento que consta de Tres caras de cuatro lados y de Dos bases de Tres; ya sabemos que el CUADRADO representa a los cuatro ELEMENTOS NATURALES, que le proporcionan el GERMEN y el VIGOR a todo cuanto existe, y que el TRIÁNGULO es la figura que sintetiza al NACIMIENTO, a la VIDA y a la MUERTE, por lo tanto, eso quiere decir que en lo MATERIAL, dicho PRISMA, como ya se dijo antes, una de sus aristas constituye al FILO del MARTILLO, mismo que se emplea para devastar, quitar y pulir las ASPEREZAS de la PIEDRA BRUTA, atendiendo precisamente a la acción mecánica impulsada por la mano del INICIADO; ahora, por lo que respecta al orden científico, ese acto es representativo de todas las CAUSAS y los EFECTOS, bajo cuya influencia es lo que produce y mantiene la VIDA a todos los seres que nos rodean; además en el sentido intelectual, al FILO del MARTILLO es el agente por medio del cual, el Aprendiz ejerce su VOLUNTAD y su ENERGIA, para llevar a la práctica todas las obras materiales y científicas que le dicta su inteligencia.
El segundo elemento que forma al MARTILLO, es el CUBO, cuerpo geométrico compuesto por cuatro caras y dos bases CUADRANGULARES, cuyo volumen viene siendo la imagen de la LOGIA, y en cuanto a su simbolismo, es representativo del LOGOS o UNIVERSO, o sea el MUNDO MATERIAL; es también la fuente inagotable de donde emanan los CUATRO elementos Naturales de que hablamos, y que llevan como misión proporcionar la VIDA, CONSERVARLA Y QUITARLA, tales factores son: la TIERRA, el AGUA, el AIRE y el FUEGO; sobre el CUBO descansa el PRISMA TRIANGULAR, con el fin de proporcionarle la acción DIRECTA y DECISIVA que se necesita para desarrollar sus potencias VITALES, a la vez que entre ambos agentes, ejercer la FUERZA y la ENERGIA suficientes, para PRODUCIR, para MANTENER y para EXTINGUIR a todos los Seres y las Cosas que existen en el MUNDO; en consecuencia, es la LOGIA y el UNIVERSO lo que constituye al amplio campo sobre el que descansa sin lugar a duda, toda la ACCIÓN natural que se atribuye a las CAUSAS y a los EFECTOS Materiales, Espirituales e Intelectuales que se investigan, se descubren y se propagan mediante el concurso de la UNIDAD SIMBÓLICA MASÓNICA, o sea el Hombre con sus dotes de Talento, de Instinto y de Inteligencia.
Enseguida viene el CILINDRO que es el tercer elemento de que está formado el MARTILLO; su estructura, como ya indicamos con anterioridad, es la de un cuerpo Geométrico compuesto por una sola cara redonda lateral, y de dos Bases CIRCULARES y precisamente atendiendo a esa Redondez, viene siendo el símbolo de la RAZÓN, de la EQUIDAD y de la JUSTICIA, Virtudes que constituyen a los más sagrados principios que como DERECHO, le corresponden a la Humanidad; pero si estudiamos la esencia Filosófica de las figuras geométricas de que consta el CILINDRO en relación con su VOLUMEN, llegamos a la conclusión de que es representativo de todas las facultades MORALES, ESPIRITUALES e INTELECTUALES del hombre, como cualidades que le conducen hacia su Bienestar personal, puesto que en esa forma aprende a hacer uso del RACIONCINIO, de la CORDURA y del CRITERIO que la EXPERIENCIA la proporciona, para juzgar sus propios actos o sus procedimientos, comparándolos con los de sus semejantes; y de esa manera, poder eliminar sus DEFECTOS, corregir sus ERRORES y deshechar las DEBILIDADES propias de la FRAGILIDAD HUMANA; por esa razón el CILINDRO descansa también sobre el CUBO, ya que unidos producen una ENÉRGICA COERCIÓN, entre las FUERZAS físicas e intelectuales, mismas que impulsadas por la VOLUNTAD, el PODER y la ENERGÍA del INICIADO, son factores que de una manera VIGOROSA, le indican que antes de OBRAR, PIENSE, RAZONE Y COMPARE, puesto que sólo de esa manera, todos sus actos o acciones irán de acuerdo con sus intereses y en bien de sus Semejantes.
Si investigamos el significado Científico atribuido al CILINDRO, vemos que se pone de manifiesto palpablemente, al indicar la forma de coordinar las Ideas y las Acciones del hombre, con el fin de que antes de emprender alguna Obra Moral o Material, primeramente INVESTIGUE, luego ESTUDIE y después COMPARE, antes de emitir sus conceptos u opiniones, sobre las Consultas que se le hagan, o de los Consejos que se le pidan; además de que en el mismo sentido, el CILINDRO en sus manifestaciones simbólicas, es alegórico de todos los Agentes de VIDA, de VIGOR y de ENERGÍA naturales, que obran sobre la razón que asiste a la esencia de los Seres y de las Cosas, para subsistir dentro del Universo, y para mantener siempre una constante corriente EVOLUTIVA, entre los elementos y los gérmenes que los producen, los mantienen y los destruyen, con el propósito de asegurar eternamente su INMORTALIDAD.
La base inferior del CILINDRO, o sea el extremo que se emplea para GOLPEAR, LABRAR, CLAVAR, etc., se encuentra limitada por una Circunferencia regular, circunstancia por la cual, al ejecutar el movimiento que produce el GOLPE sobre cualquier superficie, vemos que estampa precisamente la silueta de un CÍRCULO, mismo que simbólicamente, tiende a LIMITAR nuestros DERECHOS en relación con los DEBERES que tenemos para con nuestros Semejantes; lo que al mismo tiempo indica que ese cúmulo de cualidades circunscriptas dentro del CIRCULO, nos interpone una barrera INFRANQUEABLE, que nos impide invadir los DERECHOS de los demás; es por eso también que el MARTILLO MASÓNICO o MALLETE que usan las Dignidades, debe afectar la forma de los Tres Cuerpos geométricos antes aludidos, ya que hemos demostrado que sus enseñanzas Morales, Filosóficas y Científicas son demasiado elocuentes en materia de Simbolismo.
Por lo que respecta al MANGO o SOPORTE del referido MARTILLO, contiene igualmente una vasta interpretación sobre las materias de enseñanza Masónica; por lo mismo esa parte de dicho Instrumento, como ya se dijo antes, consta de una Barra alargada proporcional al tamaño de la Cabeza del MARTILLO, la que puede ser de Fierro o de Madera, consiguientemente es lo que representa a la PALANCA mecánica, que en lo Material, Espiritual e Intelectual influye sobre el Talento del hombre; cuya fuerza se hace indispensable para levantar grandes pesos, haciendo uso de la FUERZA física del individuo; lo mismo que de la POTENCIA espiritual para inIciar sus investigaciones, o bien para DEFINIR la relación Oculta del designio que le depara su propio DESTINO; en igualdad de circunstancias la emplea la VOLUNTAD humana, para proceder a realizar con aplomo y entereza, las Acciones, las Obras y los Trabajos más penosos e irrealizables; es decir, que el MANGO DEL MARTILLO es la representación innata de la ENERGÍA, de la ABNEGACIÓN y del SACRIFICIO que el hombre necesita desplegar, para lograr ser útil a Sí mismo, a sus Semejantes y a la DIVINIDAD, puesto que lleva estampados en su mente, los sublimes principios del PODER, de la CIENCIA y de la VIRTUD, como cualidades que de una manera implacable debemos demostrar para bien de todos, quienes hemos logrado que se nos impartan los conocimientos inmutables del DEBER y del DERECHO humanos.
Si el simbolismo nos demuestra que la acción decisiva de la PALANCA de las CIENCIAS, es irresistible en materia de PRECEPTOS y de MÁXIMAS, así como en relación con la MORAL y la FILOSOFÍA, quiere decir que en ese sentido tiende a ejercer toda clase de influencias Materiales, Físicas e Intelectuales; por lo tanto, no cabe duda que manifiesta, en alto grado, infinidad de enseñanzas Morales, Espirituales y Científicas, las que en realidad nosotros debemos conocer, adoptar y llevar a la práctica, como si fueran un conjunto de conocimientos Simbólicos que competen únicamente al Medio Natural en que vivimos, y que por lo mismo nos proporciona el ambiente que encauza los IDEALES, que propaga los Lazos de la UNIÓN que fomenta el espíritu de la FRATERNIDAD entre los hombres, a base de CONSTANCIA, de ABNEGACIÓN y de SACRIFICIOS.
Ahora bien, hablando en términos netamente Filosóficos, dentro de la generalidad que se atribuye a la interpretación Masónica del MARTILLO, llegamos al convencimiento de que el PRISMA TRIANGULAR, representa a la FUERZA de VOLUNTAD del hombre; que el CUBO es emblemático del conjunto material y espiritual que proporciona el PODER INTELECTUAL del Individuo; y que el CILINDRO es alegórico del conjunto de IDEAS y de PENSAMIENTOS, determinados bajo un criterio SANO y FIRME, en que se apoyan todos los RAZONAMIENTOS, la EQUIDAD y la JUSTICIA DEL Hombre, en relación con los DEBERES SOCIALES que le reclama la Humanidad, como VIRTUDES que de una manera Consciente, se deben propagar entre las Masas Populares; en cuanto al MANGO o SOPORTE del MARTILLO ya sabemos que constituye a la PALANCA de las CIENCIAS, tomando en consideración precisamente al simbolismo del conjunto de FUERZAS materiales, inmateriales y espirituales, que mantiene en MOVIMIENTO evolutivo a todo lo que existe sobre la superficie de la Tierra.
Sin embargo, podemos dar a conocer todavía otras interpretaciones más amplias, sobre los preceptos simbólicos que la Masonería imparte, respecto a los Temas de estudio que contienen sus enseñanzas, en consecuencia estamos en aptitud de asegurar que el MARTILLO del Aprendiz Masón, ejerce una acción de SUPREMACÍA Intelectual sobre todas las cosas Materiales, Inmateriales y Espirituales conocidas y por conocer, con el fin de investigar por medio de su FUERZA Científica, todo aquello que se resiste a la acción natural del hombre; lo que indudablemente indica también, que esa superioridad Intelectual se manifiesta evidente, si tomamos en consideración que el Individuo en forma definitiva, consigue subyugar a su VOLUNTAD, a todos los fenómenos menos naturales, así como que de una manera diligente, logra también someter a su VOLUNTAD, a las pasiones vulgares, a las Malas tendencias y las DEBILIDADES Morales, que tanto minan al Espíritu y a la Conciencia del hombre SANO.
Estas lecciones de MORAL y FILOSOFÍA práctica, son los factores que en verdad nos demuestran los Hechos Materiales, mismo que nos conducen al ACTO que físicamente ejecutamos al proceder a LABRAR LA PIEDRA BRUTA, puesto que de esa manera en Masonería se interpretan todas sus enseñanzas; por lo tanto, en el presente caso no hacemos más que SERVIR de fieles intérpretes, de lo que es el trabajo que simbólicamente ejecutan nuestros hermanos Aprendices, haciendo uso del MARTILLO, cuya verdadera Estructura hemos descrito en este Tema.
Ahora vamos a proporcionar la interpretación ORGÁNICA y CIENTÍFICA, que se le atribuye al MARTILLO MASÓNICO o MALLETE SIMBÓLICO, misma que se hace consistir en que el PRISMA TRIANGULAR, es la representación material de todas las CAUSAS que producen las FUERZAS Generadoras y Germinadoras y origen de todos los Seres y las Cosas que existen sobre la Tierra; que el CUBO es emblemático de la Naturaleza o sea el LOGOS que proporciona la Fuente Inagotable de GÉRMENES y MATERIAS, mismas que generan y regeneran a todo cuanto es factible de producción; pero que al mismo tiempo, son CAUSA y son EFECTO, para que la propia NATURALEZA se mantenga INTEGRA, por lo mismo sus creaciones son IMPERECEDERAS; que el CILINDRO es alegórico de todas las ESENCIAS materiales e inmateriales, dentro de cuyas transformaciones de reproducción, encontramos al ORIGEN, al MEDIO y al FIN de todo cuanto nos rodea, como un producto Natural que contiene al ÓRGANO y a todas las Cosas ORGÁNICAS; y que el MANGO o SOPORTE del MARTILLO, representa a la acción fecunda y constante de la Inteligencia humana, para modelar a su capricho todas sus obras, en beneficio propio y de sus Semejantes, es la PALANCA poderosa y efectiva de la conciencia del hombre, para la práctica de su labor Social, imponiendo su VOLUNTAD y su ENERGÍA, para lograr la felicidad de los Pueblos.
Las anteriores apreciaciones podemos interpretarlas de la misma manera, en relación con las actividades de las Logias, dentro de cuyo ambiente se deja sentir la acción Intelectual que ejercen las Tres Dignidades, sobre la mente de los INICIADOS con el fin de orientar sus IDEAS, de corregir sus OPINIONES y de cultivar su INTELIGENCIA, ya que sus luces y conocimientos, así como su reconocida EXPERIENCIA acerca de lo que es la vida Real, tiende a encauzar el Talento de sus Discípulos, perpetuando las enseñanzas Masónicas cuando se manifiestan en todo su esplendor; en estos casos es también el Simbolismo y la verdadera forma del MARTILLO, interpretada por medio del conjunto de los Cuerpos Geométricos, lo que representa al PODER, a la VOLUNTAD y a la ENERGÍA del Iniciado, como factores que por sí solos indican cuál debe ser el trabajo material, el físico y el intelectual que ha de desarrollar, para modelar la PIEDRA BRUTA.
Finalmente y por lo que respecta al MANGO del MARTILLO, únicamente nos falta agregar que hablando en los mismos términos, le hemos dado el nombre de PALANCA DE LAS CIENCIAS, porque se calcula que su acción es IRRESISTIBLE en todos sus aspectos, en cualquier sentido y por todos motivos, puesto que se emplea para LEVANTAR, IMPULSAR y PRODUCIR a la FUERZA BRUTA, misma que subyugada por la Inteligencia del hombre, es lo que facilita llevar a la práctica el trabajo físico, sobre las cosas materiales con la perfección que lógicamente nos proporciona la ESTÉTICA, por esa razón la referida PALANCA, dentro del simbolismo Científico, constituye una PODEROSA e incalculable POTENCIA intelectual, como un medio propicio para llevar adelante el desarrollo de las IDEAS, de los PROYECTOS y de las OBRAS que encauza el Pensamiento o la imaginación del hombre, en bien general de la Humanidad.
Por último, se nos presenta la interpretación GENÉSICA que en el orden simbólico, se atribuye a los Cuatro Elementos de que consta el MARTILLO MASÓNICO; por lo tanto diremos que el PRISMA TRIANGULAR, es alegórico de todas las FUERZAS VITALES, cuyos GÉRMENES le dan la Vida y el Vigor a la Naturaleza; el CUBO es el símbolo de todos los elementos MATERIALES y el medio que sirve de CAUSA y produce los EFECTOS que mantienen a la propia Naturaleza; el CILINDRO es representativo de todas las SUBSTANCIAS ORGÁNICAS que existen en los GÉRMENES, cuya fuerza GENERADORA y GERMINADORA es lo que prácticamente constituye a la INMORTALIDAD de la misma Naturaleza; y que el MANGO o SOPORTE DEL MARTILLO, es emblemático de la INTELIGENCIA Humana, por medio de la cual, se investiga, se descubre y se aprenden todos aquellos conocimientos que la Naturaleza le proporciona, como agentes de propaganda Científica, para llevar a cabo sus IDEAS y realizar sus OBRAS en beneficio de sus Semejantes; es por eso que al verdadero MARTILLO DEL APRENDIZ MASÓN, debe dársele y cedérsele al mismo tiempo, el lugar que justamente le corresponde, como Instrumento Material, Espiritual y Científico, para ser manejado constantemente por las DIGNIDADES del Taller, al iniciar las Labores Masónicas.
Una vez que hemos conocido el Simbolismo del MARTILLO SIMBÓLICO o MALLETE MASÓNICO, así como la poco conocida interpretación de sus enseñanzas, ahora en la misma forma procederemos a buscar el Origen y Significado de la REGLA, otro de los Instrumentos de trabajo que se entrega al INICIADO, para que ejecute su verdadera Obra Masónica.
Desde luego la palabra REGLA, viene del Latín "REGULA", que es la denominación que se da a un sencillo Instrumento de Metal o Madera, plano y de diferentes formas, que sirve para trazar Líneas Rectas o Curvas; este utensilio es de origen antiquísimo, puesto que su historia se remonta a unos OCHO SIGLOS antes de la Era Cristiana; aunque los Griegos la atribuyen al célebre Arquitecto Rhyco, quien construyó el Laberinto de SAMOS; también damos el nombre de REGLA, a las Leyes y Preceptos Universales que comprenden los DEBERES y los DERECHOS de los hombres; igualmente indica a los Principios, las Máximas, los Axiomas, a la Razón, la Norma, la Medida, al Orden, al Sistema, al Método, a la Base, a la Guía, a la Moderación, la Templanza, el Estatuto y en general comprende y abarca otras muchas acepciones.
En el Orden Masónico, podemos también describir a la REGLA como un Instrumento de Veinticuatro Pulgadas, solamente que en este caso, indispensablemente debe ser de forma TRIANGULAR, si es que debemos aplicarle el verdadero Simbolismo de sus enseñanzas; como ya dijimos, dicho utensilio se le proporciona al Aprendiz Masón, como complemento de su HERRAMIENTA de trabajo; en consecuencia, juntamente con el MARTILLO colocados en forma de Cruz, es lo que constituye el Escudo de la Primera Cámara; por lo tanto la REGLA de Veinticuatro Pulgadas, contiene también un cúmulo de Temas de estudio Morales, Filosóficos y Científicos, propios del trabajo a que se dedican los hermanos Aprendices; en efecto, la REGLA en la forma descripta, figura prominentemente entre los Útiles de las Logias, como el emblema de la PERFECCIÓN; es también la Insignia de Orden del Maestro de Ceremonias, además de que constantemente se le observa sobre la Mesa del Trono del Hermano Segundo Vigilante.
En consecuencia, atendiendo a la forma correcta que debe ostentar la REGLA MASÓNICA, podemos establecer que sus Tres Caras laterales, son alegóricas de las horas de que se compone el DIA, de las cuales OCHO deben emplearse para el Trabajo, OCHO para los Ejercicios Físicos y Mentales y OCHO para el descanso, las que en conjunto suman Veinticuatro, o sea el número de Pulgadas que se observan sobre sus caras; igualmente esas características de la REGLA se aplican a las tres fases del DIA, o sean la Mañana, la Tarde y la Noche; representa a las Tres Dignidades del Taller, puesto que se encargan de regular todas las actividades de los obreros, durante esas mismas Tres etapas de la vida cotidiana de los Masones; por esa misma razón se ha adoptado la REGLA, como la Joya del hermano Maestro de Ceremonias, por ser éste el Oficial que vigila los Trabajos, distribuye las Tareas de la Logia, y conduce a los obreros a la Recreación.
En el Lenguaje Masónico figurado, le damos también el nombre de REGLA, a los Principios, a las Leyes y a las MÁXIMAS; pero en términos generales dicho Instrumento, es alegórico del Factor que sirve como medio de orientación guía al TALENTO, al CRITERIO y a la INTELIGENCIA del hombre, por lo tanto, podemos asegurar que existen las Reglas del Honor, la del Deber, de la Urbanidad, de la Moral de la VIRTUD, etc.; del mismo modo se nos manifiestan las REGLAS de los Usos, de las Costumbres y de las Relaciones Sociales.
En las Ciencias y en las Artes, esta voz designa a los procedimientos que se llevan a la PRÁCTICA, para impartir las enseñanzas; o mejor dicho, para establecer los Sistemas que facilitan la adquisición de los conocimientos y proporcionan los medios más adecuados, para poder llevar a cabo con todo éxito, la VOLUNTAD del hombre, inspirado por su Talento o su Inteligencia.
Ahora bien, hablando de la generalidad Simbólica que nos proporciona, como materia de estudio, diremos que la REGLA nos indica y nos recuerda a cada momento, la estricta OBLIGACIÓN que hemos contraído para no separarnos jamás del camino que nos conduce por la LINEA RECTA e INFLEXIBLE, del DEBER y del DERECHO, que prácticamente nos hace adquirir las Sanas Costumbres.
Finalmente la REGLA MASÓNICA es de forma TRIANGULAR y de Veinticuatro Pulgadas de largo; en primer lugar porque en lo material, así garantiza su inflexibilidad, y en segundo lugar porque señala de una manera terminante, la duración del tiempo, como factor de VIDA y de MUERTE, puesto que nadie puede salirse o abandonar ese sendero que nos marcan las Veinticuatro Horas del Día.
Por último, tenemos al MANDIL, del cual ya en Tema separado damos una descripción detallada, respecto a la variedad de enseñanzas que nos proporciona; sin embargo, sólo nos resta agregar que dicha Prenda se considera como la INSIGNIA del Trabajo, y de la VIRTUD que proclamamos; es la CONDECORACIÓN más noble, sublime y expresiva, que representa a nuestras actividades Masónicas, circunstancia por la cual, sin usar dicha Prenda, no se permite la entrada en las Logias, para participar de sus tareas.
Para terminar, únicamente vamos a recordar a nuestros Queridos Hermanos APRENDICES, que sus HERRAMIENTAS de Trabajo, debe guardarlas dentro de la GRAN COLUMNA "B", lo que simbólicamente indica que fuera del Templo todos sus actos deben ajustarse a la MODERACIÓN, a la vez que ser objeto de la más estricta DISCRECIÓN; en ese lugar también reciben su SALARIO, lo que igualmente indica, que al pasar los umbrales de las Puertas del Templo, e irse a confundir entre el Mundo Profano, procurará hacer siempre el BIEN, sin más finalidad que la de ser ÚTIL a sus Semejantes; esto es en resumen lo que podemos manifestar, acerca de la Interpretación MORAL, FILOSÓFICA, CIENTÍFICA Y SIMBÓLICA, de las referidas HERRAMIENTAS DEL APRENDIZ MASÓN.

FORMULARIO PARA INTERESADOS EN LA MASONERÍA (HOMBRES Y MUJERES) EN EL ORIENTE DE BARRANQUILLA