miércoles, 9 de julio de 2008

ORÍGENES E HISTORIA DE LA MASONERÍA

La historia de la Masonería ha sido dividida por muchos autores en cinco épocas o períodos que detallaremos a continuación:
La primera época comprende desde los tiempos primitivos hasta la llamada "Carta de York" , que se atribuye al príncipe Edwin de Inglaterra, promulgada según la tradición en el año 925 de la E.'. V.'..
De acuerdo a tales tradiciones la ciudad de York fue construida en el siglo I antes de la Era vulgar por los equipos de constructores que acompañaban siempre a las legiones romanas (y que se llamaban "Collegia Fabrorum"; su nombre primitivo fue "Eboractum") .
Estas tradiciones aseguran que fue convertida luego en el centro de las. hermandades de constructores , que encontraron en ella refugio seguro y se conservaron intactas salvándose de la ruina y descomposición a que llegaron en diferentes épocas las mismas corporaciones en el Continente .
La Carta de York es un documento cuya autenticidad ha sido puesta en duda por algunos investigadores; de ella se dice que constituye uno de los códigos mas antiguos de la Masonería, y sobre él se han basado las principales Constituciones que se conocen. Se expresa en diversos estudios cobre la Historia de la Masonería lo siguiente :
"Hacia el año 925 de la era vulgar, el rey Adelstan, nieto de Alfredo el Grande, educado por sacerdotes arquitectos y arquitecto él mismo, hizo educar en este arte al segundo de sus hijos, el príncipe Edwin, nombrándolo Jefe o Gran Maestre de la Confraternidad de Constructores. Deseoso este príncipe de reconstituir estas Confraternidades de conformidad con las antiguas leyes y costumbres y de reparar las perdidas ocasionadas por los incendios y la destrucción de las guerras, convoco a todas las Logias de Constructores del reino citándolas en York para la celebración de una Asamblea. En esta, el Rey sometió al examen de los reunidos, una nueva Constitución que fue votada y aprobada, siendo declarada desde entonces como ley única y suprema para el régimen y gobierno de la Confraternidad.
"Desde ese día la ciudad de York se convirtió en la Sede de los Grandes Maestros , y la Constitución a que se dio ese nombre ha sido la base de todas las demás Constituciones y leyes fundamentales, que después se formularon."
Todo lo anterior a estos hechos está constituido por algunos pocos hechos históricos y un cumulo de leyendas y mitos.
Los hechos históricos son, por ejemplo, que las legiones romanas tenían, cada una, compañías de Constructores para la instalación de los campamentos fortificados adonde quiera que se instalaban.
Que seguramente también los tuvieron los ejércitos de Aníbal, de Pirro, de Alejandro y de los reyes persas que trataron de invadir Grecia. Es natural que los tuvieran los reyes de Asiría, cuyos ejércitos eran expertos en sitiar las ciudades enemigas. Expertos arquitectos e ingenieros fueron, sin duda alguna, los sacerdotes que levantaron las pirámides y los templos de Egipto, los de Babilonia, de Asur y de Nínive.
Asimismo, los fenicios fueron muy expertos ingenieros, y seguramente aprendieron el arte de los egipcios con quienes mantenían estrechas relaciones comerciales. Y asi vemos que hacia el año 3.000 antes de la era vulgar, Hiram , rey de Tiro, contemporáneo del rey Salomón de Israel, amplia la ciudad de Tiro que estaba edificada en varias islas separadas por canales poco profundos, haciendo cegar tales canales y terraplenar luego el terreno ganado al mar.
Indudablemente una obra de ingeniería tal, no podía hacerse sin la dirección de expertos en este arte.
Vemos también que cuando Salomón resuelve construir el primer Templo a Iavé en Jerusalem, apela a la ayuda de Hiram , quien le envía al mejor de sus arquitectos , Hiram Abí, que era hijo de un hombre de Tiro y una viuda de la tribu de Neftalí; y con él, miles de obreros expertos en el arte de construir.
Sobre la base de estos hechos históricos se han desarrollado leyendas y mitos .
Leyendas que hacen ,por ejemplo, una Logia masónica de los grupos de obreros que construyeron el Templo de Salomón, siendo este el Venerable Maestro, Hiram el rey de Tiro, Primer Vigilante, y el Arquitecto Hiram Abí, el Segundo Vigilante.
Y entrando al terreno de los mitos , nos encontramos con los que pretenden que Moisés y Josué fueron grandes Maestros Masones, que lo fue asimismo el patriarca Noé, constructor del Arca; y remontando a la aurora de los tiempos bíblicos, el mismo Adán resulta haber sido el primer masón.
Naturalmente se comprende que ninguna de estas leyendas ni estos mitos están fundamentados en el rigor científico de una documentación histórica.
Sí lo está, en cambio, lo relacionado con las Hermandades de Constructores de la Alta Edad Media, cuya acción más importante comprende lo que puede considerarse la segunda época de la Institución; y que, en realidad debería considerarse como la primera, ya que aquí ya entramos en la Historia, con las Logias de Constructores de la ciudad de Estrasburgo.
Esta antiquísima ciudad, que en sus primeros tiempos se llamo Argentorantum , fue uno de los principales establecimientos romanos de las galias, y es célebre en la historia de los antiguos Gremios y las Confraternidades de Constructores, por haber sido sede del primer poder central establecido por los francmasones de Alemania .
El establecimiento de las corporaciones de Constructores (o francmasones) en Estrasburgo data de los tiempos en que los romanos ocuparon aquella ciudad. Los miembros de los "Collegia Fabrorum" que acompañaban a las legiones romanas, se instalaron en ella con preferencia, y no tardaron en construir un centro importante, del que irradiaron numerosas corporaciones que se extendieron por toda la Galia transalpina, de las que derivaron luego las celebres corporaciones francas que se formaron después del abandono de aquellas provincias por los romanos. Aunque las ciudades de Como en Italia y Colonia en Alemania prevalecieron durante algunos unos siglos, la construcción de la famosa catedral, vino a dar nuevamente la primacía a Estrasburgo.
La época de esta superioridad data del siglo XIII, en que terminado el cuerpo principal del proyecto primitivo, se reformo este, ampliándose con la adición de nuevas obras de mucha mayor importancia, cuya ejecución fue confiada al célebre arquitecto Erwin de Steinbach.
La acertada organización que este hombre eminente supo dar a los trabajos , la vida y el movimiento que imprimió a su Logia, los importantes Congresos que promovió y los grandes privilegios que logro obtener de los Papas y de los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico en favor de las Confraternidades, acabaron de dar a la Logia de Estrasburgo una importancia tan grande que a ella se rindieron espontáneamente todas las demás Logias de Alemania, proclamándola autoridad suprema de la Confraternidad, y confiriendo al Maestro de la misma el derecho de resolver sin apelación en ultima instancia en todos los asuntos de la Institución.
Entre los muchos Congresos celebrados por la Gran Logia de Estrasburgo, son dignos de mencionar: el efectuado en 1275 bajo la presidencia del mismo Steinbach; el convocado en 1459 en Ratisbona por José Dotzinger, en el que se sanciono la nueva Constitución elaborada en Estrasburgo en 1452 y que se basaba en las leyes adoptadas por ingleses e italianos. Constitución que se distinguió con el titulo de "Estatutos y Reglamentos de la Confraternidad de los Canteros o picapedreros de Estrasburgo"; El segundo Congreso de Ratisbona, en 1464, notable por el importante acuerdo en que se deslindo la jurisdicción respectiva y los derechos recíprocos de las cinco Grandes Logias que existían en aquella época en Alemania, y que eran las de Colonia, Estrasburgo, Berna, Viena y Magdeburgo; el de Spira, convocado en 1469, en el que se determinaron los derechos y las atribuciones de las Logias; el de Basilea, reunido en 1563, en el que se resolvieron las dificultades y desavenencias que se hablan suscitado entre las 22 Logias que dependían directamente de la autoridad de la Gran Logia de Estrasburgo, y en el que fueron revisados y sancionados los Estatutos de 1459; y por último el Congreso de 15641 celebrado en Estrasburgo, en el que, para poner termino a las repetidas competencias que surgían tanto entre las Logias como entre las Grandes Logias , se decidió que todos los asuntos concernientes a la Confraternidad, serían sometidos en última instancia, a la Gran Logia de Estrasburgo y fallados por esta sin apelación.
Algunos historiadores sostienen que la Sociedad de constructores de la catedral de Estrasburgo fue la primera cuyos miembros adoptaron el nombre de Francmasones.
Diversas causas, ajenas unas a la Masonería y propias otras del desarrollo de ésta, determinaron la desorganización de este centro poderoso que tanta influencia había ejercido durante mas de cinco siglos, y que gravemente debilitado en 1670, acabo por extinguirse en l720, es decir cuando ya estaba en marcha la nueva organización de la masonería simbólica establecida el 24 de Junio de 1717 en Londres.
La parte más importante de esta segunda época, puede considerarse comprendida entre la construcción de la catedral de Estrasburgo y el Congreso de 1564.
En esta época, especialmente en el período comprendido entre los siglos XI y XVI es que las confraternidades de constructores reciben la influencia de instituciones que nada tenían que ver con el arte de construir: por ejemplo: los Rosacruces y Templarios.
En los siglos XII y XIII tienen lugar las Cruzadas.
No cabe ninguna duda que los ejércitos de los Cruzados, sabiendo de antemano que tendrían que sitiar las ciudades del Asía Menor que encontraran en su camino a Jerusalem, llevaron consigo todos los elementos humanos necesarios, aptos en el arte de construir fortificaciones; y desde luengo, preocupados por el misticismo religioso fanático que les guiaba, llevaron también hombres expertos en la construcción de iglesias.
Estos constructores, al regresar a Europa, trajeron consigo muchos secretos del arte de construir aprendidos de los arquitectos y constructores de Oriente.
Los jefes de las Confraternidades de Constructores trataron de que tales secretos no fueran divulgados; de ahí que los que entraban a formar parte de la Hermandad juraban no revelar jamas los secretos del oficio que aprendían, ni tampoco las formulas y los signos de reconocimiento de la Asociación.
Cada Logia tuvo su Estatuto; naturalmente que había muchos elementos comunes en los Estatutos de las distintas Confraternidades.
Ya vimos que todos estos Estatutos fueron unificados en el Congreso de Ratisbona en 1459, reunido por José Dotzinger, que fue reconocido entonces como Gran Maestro de la cofradía de los Masones Libres de Alemania, la cual estaba compuesta por Maestros, Compañeros y Aprendices .
Al parecer, estos constructores de Alemania fueron los primeros que tomaron la denominación de "Freimaurer" "Masones Libres" o "Francmasones", desde la época del Congreso reunido en 1275 por Erwin de Steinbach, Maestro Arquitecto de la Logia de Estrasburgo.
Se cree que la palabra "Logia" proviene de la denominación alemana "Bauhütte" que se daba a la habitación en que el Arquitecto se reunía con los capataces o jefes de los distintos gremios que intervenían en la construcción de la Catedral: canteros, albañiles , carpinteros, vidrieros, etc.. Esta habitación, se construía antes de dar comienzo a las obras de la Catedral misma.
No hay pruebas documentales de que los Caballeros Templarios y los Rosacruces hayan aportado su influencia dentro de las Confraternidades en los siglos XII y XIII; pero es casi seguro que, al ser destruida la Orden del Temple por el rey Felipe el Hermoso de Francia y el Papa Clemente V, a principios del siglo XIV, muchos de sus miembros hayan escapado a Inglaterra y se hayan refugiado en las Logias de Constructores de aquel reino, que entonces eran tan florecientes como las de Alemania.
Como estos monjes guerreros debían conocer mucho de fortificaciones , tenían seguramente conocimientos suficientes del arte de construir que les permitieron ingresar a las Logias como verdaderos francmasones, es decir, expertos en el arte de construir.
En cuanto a los Rosacruces, nada se sabe de cierto con respecto a su origen.
Según una versión, eran ya conocidos desde el siglo XII como filósofos herméticos enviados de Oriente con la misión de propagar las ciencias ocultas por toda Europa.
Dejando de lado el aspecto legendario de la cuestión, los estudiosos más modernos están de acuerdo en admitir que el origen de esta institución se eleva a tiempos muy remotos, y que el objeto de sus investigaciones no puede ser otro que el estudio de la filosofía natural.
Esta escuela filosófica tenía por finalidad poner a los hombres inteligentes y de animo esforzado, al abrigo de los errores y supersticiones. que esclavizaban a la multitud , y para ello debían adquirir conocimientos científicos y hacer estudios filosóficos que les inspiraran la firmeza de voluntad , el deseo de su perfeccionamiento moral, el amor al trabajo, la filantropía, y, en suma, la práctica de todas las virtudes morales y sociales.
Es casi seguro que muchos alquimistas celebres de la Edad Media fueron miembros de la Hermandad de los Rosacruces. Y es un hecho comprobado que ya en el siglo XVI muchas Logias de constructores habían empezado a admitir en sus cuadros a individuos totalmente ajenos al arte de construir, pero que poseían conocimientos científicos y filosóficos que los hacían elementos muy valiosos en las instituciones a las que aportaban su saber.
Seguramente data de esta época el ingreso a las Logias francmasónicas de filósofos herméticos, rosacruces, alquimistas, iluministas , etc.
Probablemente una de las causas que dieron lugar a que las Logias de francmasones dieran entrada a elementos ajenos al arte de construir, debe buscarse en la Reforma religiosa promovida por Martín Lutero.
Las guerras de Religión fueron, en el siglo XVI, sangrientas y verdaderamente feroces. Y puede aceptarse como hecho muy probable que muchos de esos individuos, demasiado conocidos por su saber, ante el peligro de ser sospechosos de herejía para la iglesia Católica, o de ser "papistas" para los distintos grupos protestantes (luteranos, calvinistas, hugonotes, etc.) procuraron ingresar a las Logias de constructores buscando refugio indudablemente seguro, ya que las Logias seguían teniendo fueros y privilegios dados por los Papas, los Reyes de todos los países cristianos, y los Emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico.
Algunos se preguntarán si los motivos que tuvieron las Logias de Constructores para admitir en su seno a estos hombres totalmente ajenos al arte de construir fueron pura y exclusivamente los de protegerlos de las persecuciones a que se veían expuestos . Por nuestra parte nos inclinamos a creer que en el fondo hubo un motivo utilitario.
Es sabido que en la Edad Media todos aquellos que se dedicaban al estudio de la Alquimia y las ciencias ocultas, estudiaban y practicaban la medicina; y lo hacían por caminos de investigación, experimentación y observación que por lo general no se practicaban en las más celebres Universidades y escuelas medicas de Europa, que vivieron durante largos siglos aferradas a las obras de Galeno y Avicena, repitiendo de memoria como un catecismo, las formulas y conclusiones expuestas por aquellos dos grandes médicos, sin tratar jamás de verificar si sus observaciones eran exactas.
Las Logias de Constructores tienen que haber visto con gran complacencia, que aquellos hombres que en la práctica de la medicina realizaban curas que muchas veces eran tenidas por el vulgo como cosa de brujería, vinieran a integrarse a sus cuadros como miembros activos, ya que contando con ellos , aquellos de sus miembros que se accidentaran o enfermaran, sabían que serían atendidos por médicos que tenían más posibilidades de curarlos, que los que ostentaban los diplomas expedidos por Universidades y escuelas de medicina de gran renombre, pero de menos éxito en la práctica medica que estos estudiosos que por lo general eran tenidos por hechiceros. Cosa que no preocupaba mucho a los miembros de las Logias, acostumbrados durante siglos a las prácticas de libertad que les daban sus fueros .
Del ingreso de estos hombres de ciencia a las Logias masónicas como medida de salvación, al desarrollo de su influencia filosófica y científica en las Logias que los acogían, no había mas que un paso. Y es así como a mediados del siglo XVII (exactamente en el año 1646) encontramos en la Logia de francmasones de Warrington , en Edinburgo, a un alquimista y anticuario: Elias Ashmole , nacido en Litchfield en el año 1617 y muerto en l692. Se dice que en aquella Logia ya hacía mucho tiempo que ingresaban personas ajenas al arte de construir. Lo cierto es que en 1641, había ingresado en una Logia de Newcastle, John Murray, un sabio muy amigo de Elias Ashmole, y que fue quien hizo ingresar a este en la Logia de Warrington. De ambos se ha dicho que eran rosacruces.
Elias Ashmole, profundo conocedor de la Alquimia, la Cabala, los Misterios antiguos y los anales de los pueblos primitivos , noto de inmediato la marcha decadente que se empezaba a producir en las Logias de Francmasones , y se consagro a la tarea de regenerarlas bajo el velo de la Arquitectura por medio de una representación de los misterios de la iniciación antigua india y egipcia, dando a la nueva asociación un objeto de unión, perfección, progreso, fraternidad, igualdad, y ciencia, mediante un lazo universal basado en las Leyes de la Naturaleza y en el amor a la humanidad. Se le atribuye el haber elaborado las bases de la organización de los tres Grados en que debía fundamentarse su sistema de solidaridad y perfeccionamiento humano; y asimismo, de haber redactado los rituales de Aprendiz, Compañero y Maestro, fomentando así la tendencia regeneradora de la Institución. Pero nada de esto está probado en documento fehaciente. Como tampoco está probado que las cuatro Logias reunidas el 4 de Junio de 1717 para constituir la Gran Logia de Londres, adoptaran los rituales atribuidos a Elias Ashmole, independizándose de la Gran Logia de York.
Volvamos atrás con la Gran Logia de York, de la que se dice que tenía por base la llamada Carta de York atribuida al príncipe Edwin, en el año 925 a lo que nos referimos al principio.
Entre 1655 y 1670 se produjeron en Inglaterra los graves sucesos que provocaron el destronamiento y decapitación del rey Carlos I.
Fue así que se introdujeron en las Logias, según se afirma por muchos autores, algunos grados de carácter político por los partidarios de los Estuardo; entre estos Grados , los conocidos con la denominación de Maestro Templario y Maestro Escocés , que según se ha afirmado por diversos historiadores de la Masonería años después fueron confirmados por el rey Carlos II en una Asamblea realizada en York.
Uno de los principales propagadores de este sistema fue el Capítulo titulado "Cannotage de Kilwining" , que al parecer se hallaba constituido en su gran mayoría por partidarios de los Estuardo.
Cuando se reunieron las tres Logias de Escocia para fundar la Gran Logia de aquel país, la antigua Logia Capitular "Cannotage de Kilwining" planteo su derecho a ser registrada con el No.l, ya que, según la tradición su origen databa del año 1128; pero como no pudo presentar ningún documento que acreditara su antigüedad, las Logias congregadas no accedieron a su petición y encabezaron el cuadro con la Logia "Capilla de María" que exhibió un acta de constitución extendida en debida forma y fechada en 1598. Ante esta resolución, la Logia de Kilwining se separo del grupo y se constituyó en autoridad independiente. Posteriormente, ya constituida la Gran Logia de Londres en 1717 , la Logia de Kilwining se estableció en Edinburgo en el año l744 con el titulo de "Madre Logia de Kilwining", que mas tarde cambio por el nombre de "Gran Logia Real y Gran Capítulo de la Orden de Heredom de Kilwining".
Entre tanto, en Londres, hacia el año 1703, la Logia de "San Pablo" ya había iniciado los trabajos que se concretaron en 1717 con la reunión de las cuatro únicas Logias de Londres en la noche del 24 de junio, en la hostería del Manzano, en Covent Garden; y que se constituyeron en Gran Logia. A ella se afiliaron muy pronto las Logias de Gales, constituyendo la llamada "Gran Logia Provincial". La Gran Logia constituida el 24 de junio de 1717 prescindió desde el principio de la autoridad que se atribula la Gran Logia de York.
Los historiadores de la Orden admiten que la tercera época de la historia de la Masonería termina aquí, y que el 24 de junio de 1717 se inicia la cuarta época, que se supone finaliza con las Grandes Constituciones de Federico II de Prusia, a quien se atribuye la creación de los últimos Grados del Rito Escoces Antiguo y Aceptado, supuestamente promulgadas el 1 de mayo de 1786.
Sin embargo, esta afirmación carece de toda base documental. Jamas se ha encontrado ningún documento referido a la creación del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, que lleve la firma de Federico; que, por otra parte, murió el 17 de agosto de 1786, después de once meses de enfermedad. En resumen, Federico murió apenas tres meses y medio de la fecha de la pretendida promulgación, con su firma, de las Grandes Constituciones del 1 de mayo de 1786.
Lo que real y verdaderamente se sabe de Federico, es que fue iniciado en 1738, cuando aun era príncipe heredero de Prusia.
Mas adelante veremos cual fue su reacción cuando se intento introducir en las Logias de Berlín, el sistema de los Altos Grados del Rito Escoces de Edinburgo, cuya creación, de alguna manera, se atribuye a Miguel Andrés de Ramsay hacia el año 1728.
Entremos ahora a referirnos a la Cuarta Época, que estaría comprendida entre el 24 de junio de 1717 y el año 1786, fecha de las Grandes Constituciones (1 de mayo de ese año) , o 1801 en que se constituyo en Charleston el primer Supremo Consejo del Grado 33 del Rito Escoces Antiguo y Aceptado.
Para estudiar algunos hechos de especial importancia, que pueden considerarse como antecedentes del 24 de junio de 1717, debemos retroceder al año 1666 en que ocurrió en Londres un gran incendio que destruyo buena parte de la ciudad. Para su reconstrucción, acuden no solo a las Logias de francmasones de Inglaterra y Escocia, sino también de los países del Continente. La obra de reconstrucción podía darse por terminada hacia el año 1710. Muchas Logias ya habían dejado de trabajar. Pero desde el año 1703, según ya hemos visto, la Logia de "San Pablo", que había venido a ser la más importante, trabajaba en la reorganización de la Institución, pero no ya como corporación operativa, sino como francmasonería especulativa.
Esta antigua Logia (que más tarde cambio su nombre por el de "Antigüedad" que mantiene hasta hoy con el número 2 entre las Logias dependientes de la Gran Logia de Inglaterra) con el propósito de aumentar el número decreciente de la Confraternidad, y de devolverle su importancia moral, toma una decisión que en cierto modo será el punto de partida de la cuarta época, y la base fundamental de la transformación de la masonería operativa en especulativa. En efecto, decide:
"Que ella continuará esta bella asociación que conserva preciosamente los símbolos tradicionales y las doctrinas humanitarias , y que los privilegios de la Masonería no serán más reservados a los obreros constructores, sino, como ya se practicaba antes, serían extendidos a los masones de todos los Estados que quisieran tomar parte en ella, siempre que fueran debidamente presentados , que su admisión fuese autorizada, y que fueran iniciados en forma regular."
Y al referirnos a esta época, debemos mencionar los datos biográficos de uno de los masones más ilustres que tomaron parte importantísima en la reorganización de la Orden: el Dr. Juan T. Desaguliers , nacido en La Rochela en 1683 y muerto en Londres en 1749.
El Dr. Desaguliers fue un sabio de gran nombradía en su tiempo; discípulo de Newton, había emigrado de Francia a Inglaterra a causa de la revocación del edicto de Nantes resuelta por el rey francés Luis XIV en 1685, resolución por la cual se prohibió el culto y todos los privilegios concedidos por el rey Enrique IV a los protestantes en 1598.
Desaguliers había llegado a ser presbítero de una iglesia protestante, y ante las persecuciones desatadas por la monarquía francesa, busco refugio en Inglaterra, donde todos los cultos religiosos eran libres.
Fue iniciado masón en 1709, precisamente en la Logia "San Pablo", que como ya dijimos desde 1703 estaba abocada a trabajos de reorganización de la Orden.
En febrero de 1717, el Dr. Desaguliers, apoyado por masones de gran jerarquía, convoca a una reunión en la hostería "El Ganso y la Parrilla", el lugar de reunión a la Logia de "San Pablo"; a ella asisten numerosos integrantes de las Logias "La Corona", "El Manzano" y "El Vaso y los Racimos"; estas Logias tomaban por nombre el de las hosterías de Londres y de Westminster en donde se reunían cada una de ellas . En esa reunión se torno el acuerdo de constituir una Gran Logia cuya primera denominación fue la de "Gran Logia de Londres" integrada por las cuatro Logias antes mencionadas .
El acuerdo definitivo tuvo lugar en la reunión del solsticio de verano el 24 de junio de 1717 realizada en la Hostería "El Manzano", lugar de reunión de una de las cuatro Logias principales .
Además de la resolución de constituir la Gran Logia, se resolvió que al frente de esta estaría un Gran Maestre que duraría un año en el ejercicio de su cargo, y que "el derecho de constituirse en Logia, que hasta entonces había sido ilimitado, no pertenecería en adelante sino a aquellas reuniones de masones que tuvieran la confirmación de la Gran Logia".
En la misma reunión fue elegido como Gran Maestre, Antonio Sayer, miembro de la Logia de "San Pablo". Otra de las importantísimas resoluciones tomadas por la Gran Logia, estableció que "las Logias no podrán conferir más que el Grado de Aprendiz; los de Compañero y Maestro serán conferidos por la misma Gran Logia".
Así, pues, un solo grupo de tres Grados, formaría en adelante el sistema ingles que daría lugar, al fundarse otras Grandes Logias sobre la misma base, a la denominación de "Masonería Simbólica", denominación un tanto arbitraria o impropia, ya que los altos Grados del llamado "sistema Escocés" (y cuya creación se atribuye a Miguel Andrés Ramsay, nacido en Escocia en. 1686 y muerto en 1743) , son también de carácter simbólico.
En el año 1718, en el cargo de Gran Maestro, Antonio Sayer fue sustituido por Jorge Payne, arqueólogo de renombre y anticuario, que en el mismo día de su elección pidió a todos los miembros de la Gran Logia, que le aportaran todos los documentos masónicos que tuvieran en su poder a fin de que, a través de su estudio, se pudiese establecer cuales habían sido los usos y costumbres de la Institución en tiempos pasados.
Su sucesor, el Dr. Desaguliers, electo Gran Maestro en 1719, procuro continuar esta tarea; pero tropezó con grandes dificultades, pues muchos documentos antiguos habían sido destruidos por quienes los poseían, por temor de que cayeran en manos profanas o que pudieran comprometerlos .
Payne , electo nuevamente Gran Maestro en 1720 , continua la obra sin desanimarse, y por fin logra compendiar 38 Ordenanzas Generales que presento a la Gran Logia, que las aprobó en 1721, dándoles la denominación de Antiguos Límites o "Landmarks" , palabra del idioma ingles que significa "mojón", "lindero" o "marca", estableciendo así las normas a que debe ajustarse la acción y el desenvolvimiento de la Orden. De hecho se considera a los "Antiguos Límites" como el estatuto ideológico señalado por Leyes, Usos y Costumbres de la Masonería, de las que no es posible apartarse sin desvirtuar su esencia misma.
En 1721 es elegido Gran Maestre el duque de Montagu, quien, considerando que las Ordenanzas recopiladas por Payne debían ser ampliadas , encargo a esta tarea al H.'. James Anderson, pastor protestante del mismo grupo que el Dr. Desaguliers.
El H.'. Anderson era hijo de un miembro de la. Logia de Aberdeen, de la que había sido secretario. Se había radicado en Londres en el año 1708, pero recién en 1721 aparece su nombre vinculado a los asuntos de la Gran Logia de Londres precisamente con motivo del trabajo que le encarga el Gran Maestro de ese año, el duque de Montagu.
Anderson termino el trabajo en el mismo año 1721, y presentó su informe en la Ten.'. del equinoccio de otoño (23 de setiembre de 1721), el que, inmediatamente fue sometido a estudio de una Comisión por 14 HH.-. de gran jerarquía. Esta Comisión se expidió en la Asamblea del equinoccio de primavera (25 de marzo de 1722) aconsejando su aprobación con algunas pequeñas modificaciones. El informe de la Comisión fue aprobado por la unanimidad de las 24 Logias presentes en esa Asamblea.
Se ha dicho por diversos autores que la documentación más importante manejada por Anderson fue la que se supone recopilada por Elías Ashmole; pero resulta mas verosimil la versión de que los principales documentos que consulto fueron el "Regius Manuscript" (el Manuscrito real) y el "Cooke's Manuscript" (el Manuscrito de Cooke) que datan de los años 1300 y 1410 respectivamente, y que son los documentos masónicos más antiguos que se conocen (y que se conservan en el Museo Británico) . Muchas de las disposiciones propuestas por Anderson coinciden con ambos documentos, lo que permite suponer que las tomo de ellos.
En el año 1723 fue elegido Gran Maestro el duque de Wharton; en la asamblea del 24 de junio de ese año fueron definitivamente aprobadas las nuevas Ordenanzas y Estatutos recopilados y preparados por Anderson con el voto unánime de las 20 Logias presentes; Anderson representaba una de esas 20 Logias . Este documento recibió la denominación de "Grandes Constituciones Generales" , pero su nombre más conocido (diríamos mejor, universalmente conocido) es el de "Constitución de Anderson" .
La resolución aprobatoria fue firmada por Felipe, duque de Wharton, Gran Maestre; J. T. Desaguliers , doctor en Leyes y Miembro de la Real Sociedad, Diputado del Gran Maestre; Joshua Timson y William Hawkins, Grandes Vigilantes; y por los Venerables Maestros y Vigilantes de las 20 Logias presentes.
La "Constitución de Anderson" o "Grandes Constituciones Generales" ha sido desde entonces la carta fundamental para todas las Grandes Logias de francmasones regulares , que directa o indirectamente solicitaron sus Cartas Patente a la Gran Logia de Inglaterra.
La nueva organización dada a la Francmasonería por Gran Logia de Inglaterra tuvo extraordinaria repercusion en la sociedad de entonces. Ya hemos visto cómo desde mucho tiempo antes ingresaban a las Logias individuos notables por su saber en diversas ramas de La Ciencia y el Arte. No tardaron en procurar su ingreso hombres pertenecientes a las mas altas esferas de la nobleza. Y asi hemos visto como en 1721 es elegido Gran Maestro el duque de Montagu; en 1723 el duque de Wharton. En el siglo siguiente, concretamente en 1668, fue Gran Maestro el príncipe de Gales, despues rey de Inglaterra con el nombre de Eduardo VII, que desempeño el cargo hasta 1901, en que ascendido al trono fue sustituido en la Gran Maestría por su hermano el duque de Connaught.
La influencia y la obra de la Gran Logia de Inglaterra se extendió prontamente, fundando Logias en varios países de Europa. El primero de todos, Francia, en que la primera Logia cuya existencia esta probada historicamente se estableció en Dunquerque con el nombre de ''Amistad y Fraternidad'', reconocida por la Gran Logia de Inglaterra el 13 de octubre de 1721, esto es, antes de la aprobación de la Constitución de Anderson.
Cinco años después, el 12 de junio de 1726, tres nobles ingleses, Ratcliffe, Maskeline, y D'Egerty, acompañados por varios masones también ingleses, que estaban desterrados en Francia, fundan la Logia "Santo Tomas" en París. Esta Logia recibió carta patente constitutiva de la Gran Logia de Inglaterra, y en menos de diez años incorporo más de 600 miembros y estableció otros Talleres en París: en 1720, a pocos meses de constituida, la Logia "Goustand"; en 1729, la Logia "Los Artistas de Santa Margarita"; en 1732, la Logia "Santo Tomás del Luis de Plata". Las cuatro Logias fundan, en 1735, la Gran Logia Provincial de Francia, a la que recién en 1743 la Gran Logia de Inglaterra le otorgo carta Patente como Gran Logia Nacional
En Holanda, ya existían en el año 1725 varias Logias dependientes de la Gran Logia de Inglaterra. Recien en 1770 se independizarán para constituir Gran Logia independiente .
En Italia, la primera Logia fue fundada en Florencia, en 1733, creándose otras inmediatamente en Milán, Verona, Padua, Venecia y Napóles, a pesar de la hostilidad de la iglesia católica, que no tardo en manifestarse oficialmente mediante la Bula de excomunión lanzada el 28 de abril de 1736 por el papa Clemente XII, conocida con el titulo "In Eminenti" .
En Escocia se organiza en 1736 la Gran Logia "San Juan de Escocia", donde ya existía como hemos visto, la Gran Logia Real y Gran Capitulo Soberano de la Orden de Heredom de Kilwining. La existencia de estas dos grandes Logias en Escocia tuvo capital importancia en el futuro de la organización de la Orden.
En Prusia, la primera Logia se constituye en 1721; la Orden se extendió rápidamente en este país , adquiriendo notable importancia. En 1738 es iniciado el príncipe heredero Federico, que sube al trono en 1740.
Federico II, ya rey, declara inmediatamente su calidad de masón, y propone la iniciación de su hermano Enrique Guillermo; de Carlos, marques de Brandeburgo; y de Federico Guillermo, duque de Holstein-Beck.
Se dice que a su iniciativa y esfuerzo se debe la creación de la celebre Logia "Los Tres Globos" que en 1744 con 14 Talleres, se había establecido en varias ciudades , fue elevada a la categoría de Gran Logia.
Se atribuye a Federico II la promulgación de las "Grandes Constituciones del Rito Escoces Antiguo y Aceptado" el 1 de mayo de 1766. Pero ya dijimos antes que nunca se ha encontrado documento alguno con la firma de Federico, que se refiera a ninguna Constitución relacionada con el Rito Escoces Antiguo y Aceptado. Por el contrario, autores de Historia de la Masonería, registran la versión de que, cuando se planteo en Berlín el intento de establecer el sistema de los Grados Escoceses, Federico no tardo en expresar su desagrado y su oposición, argumentando que dicho sistema solo serviría para crear disensiones y confusiones; y que al empezar a constituirse a pesar de su oposición, Logias con el sistema de Grados Escoceses, se retiro de la Orden y no volvió a hablar de ningún asunto relacionado con la Institución.
Más adelante nos referiremos al desarrollo del proceso ocurrido desde 175L. hasta 1801, que tuvo como resultado la creación del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Prosigamos con la relación referida a la acción de la Gran Logia de Inglaterra en la extensión de su influencia.
En España, la primera Logia aparece en Gibraltar (ya en poder de Inglaterra) en 1727; inmediatamente se fundo otra en Cádiz, y de ahí se extendieron a Sevilla, Málaga y Córdoba. Y en 1728, el duque de Wharton, delegado del Gran Maestro de la Gran Logia de Inglaterra, instala en Madrid la Logia "Matritense". El primer Gran Maestre de la Masonería española lo fue el conde de Aranda, durante cuya administración se constituyó el Gran Oriente de España.
En América, naturalmente fue en Estados Unidos donde se organizaron las primeras Logias. Así, el 30 de abril de 1733, el vizconde de Montagu, Gran Maestro de la Gran Logia de Inglaterra nombro a Henry Price Gran Maestro de la Gran Logia de América del Norte, quien organizo en el mismo año la Gran Logia de San Juan de Bostón. Al año siguiente se constituyo una Logia en Filadelfia, cuyo primer Venerable fue Benjamín Franklin.
La Gran Logia de Escocia organizo en 1769 la Gran Logia de Massachussets , la que se unió en 1792 con la Gran Logia de San Juan de Boston.
La Gran Logia de Carolina del Sur fue fundada en 1754; la de Carolina del Norte en 1771; la de Virginia, en 1778; y la de Nueva York en 1781.
En Rusia, las primeras Logias fueron fundadas por la Gran Logia de Inglaterra entre 1723 y 1730, aunque al principio tuvieron grandes dificultades por las características autocráticas de la monarquía zarista. Recién en 1740 fue creada la Gran Logia bajo los auspicios de la Gran Logia de Inglaterra. Posteriormente, bajo el reinado de Catalina II tuvieron gran difusión y desarrollo, contándose en ellas a todas las altas personalidades del gobierno y la nobleza, creándose en todas las ciudades más importantes gran numero de Logias.
En América del Sur, es seguro que las primeras Logias se fundaron en Brasil, donde ya las había a fines del siglo XVIII. A una de ellas perteneció el celebre patriota Tiradentes .
Y constituido el Brasil en monarquía independiente de Portugal, fue electo Gran Maestro de la Gran Logia de Río de Janeiro, el nuevo Emperador Pedro I. Su hijo, Pedro II, también ocupó el cargo de Gran Maestro .
Veamos ahora el origen del Rito Escoces Antiguo y Aceptado. Ya vimos que la Gran Logia de Inglaterra practicaba solamente el sistema de los tres Grados: Aprendiz, Compañero y Maestro, habiendo agregado en 1744 un cuarto Grado denominado Arco Real, antecedido por tres Grados intermedios: Maestro de Marca (Mark Master), Maestro Pasado (Past Master), y Muy Excelente Maestro (Most Excelent Master).
Entre tanto, la Gran Logia de York, que no había reconocido la jefatura de la Gran Logia de Inglaterra, se instala en 1744 en Edinburgo con el nombre de "Gran Logia Real y Gran Capítulo Soberano de la Orden de Heredom de Kilwining", estableciendo definitivamente el sistema de Altos Grados, tomando la autoridad exclusiva de conferirlos. La administración de los tres Grados simbólicos, la dejo a cargo de la Gran Logia de Escocia. Sin embargo, ya en 1728, Miguel Ramsay, miembro de la Gran Logia Real y Gran Capítulo Soberano de la Orden de Kilwining había logrado establecer el sistema escoces en algunas Logias de París. Y en la Asamblea Constitutiva de la Gran Logia Provincial de Francia, el 24 de diciembre de 1736, en la que Ramsay desempeño el cargo de Orador, se resuelve adoptar el sistema de los grados escoceses.
Sobre esta base, se constituye en 1754 en París, el llamado Capítulo de Clermont, que se atribuyo la administración de los Altos Grados en todas las Logias de Francia.
Cuatro años después, en 1758, el capítulo de Clermont, muy disminuido en su actividad, sirve de base para la constitución del llamado "Consejo de los Emperadores de Oriente y Occidente", cuyos miembros tomaron los títulos de "Soberanos Príncipes Masones, Sustitutos Generales del Arte Real, Grandes Vigilantes y Grandes Oficiales de la Soberana Gran Logia de San Juan de Jerusalem". De este Capítulo salieron todas las creaciones de Altos Grados que se formaron después.
En 1759, el Consejo de los Emperadores de Oriente y Occidente, crea en la ciudad de Burdeos un "Soberano Gran Consistorio de los Sublimes Príncipes del Real Secreto" con un sistema de 25 Grados que sera llamado después Rito de Heredom o "de Perfección" y que suele llamarse Rito Antiguo o Rito Escoces Primitivo.
En el año 1761, el. Consejo de los Emperadores de Oriente y Occidente otorga a uno de sus miembros, Esteban Morin (que se trasladaba a América del Norte por negocios particulares) una carta Patente con el encargo de propagar el "Rito de Heredom" de 25 Grados.
Esteban Morin se instalo en Santo Domingo; y en el año 1770 fundo un denominado "Consejo de los Príncipes del Real Secreto de Kingston" en Jamaica, nombrando numerosos Inspectores Generales, entre ellos a los HH.-. Francken, De Grasse Tilly, de la Hogue y Hacquefc.
El Gran Consistorio de Burdeos, del cual dependía el cuerpo formado por Esteban Morin en Jamaica, cae en sueño en 1781; pero el cuerpo establecido en América continua trabajando en el sistema de 25 Grados; y 20 años después, en Asamblea realizada el 31 de mayo de 1801, constituyen en Charleston un cuerpo al que denominan "Supremo Consejo de los Grandes Inspectores Generales para los Estados Unidos de América" y al sistema del rito de Heredom de 25 Grados, agregan 8 mas, constituyéndose así el desde entonces llamado "Rito "Escoces Antiguo y Aceptado".
Fue, pues, este el primer Supremo Consejo del Grado 33 del Rito Escoces Antiguo y Aceptado; y de el han recibido su carta Patente, directa o indirectamente, todos los Supremos Consejos actualmente existentes en todo el mundo.
De Grasse Tilly fue uno de los Miembros Fundadores del Supremo Consejo de Charleston en 1801. Al año siguiente regresa a Santo Domingo, y con el H.'. La Hogue funda en esa ciudad el segundo Supremo Consejo del cual fue Soberano Gran Comendador.
En 1803, De Grasse Tilly regresa a Francia y consigue fundar en París, el 22. de setiembre de 1804, un Supremo Consejo al que se afiliaron rápidamente la mayor parte de las Logias de Francia. Tomo como base la Logia Escocesa "San Alejandro", en la cual elevo al Grado 33 a numerosos Hermanos.
En la Asamblea convocada el 12 de octubre de 1804 se constituyen en Gran Consistorio, que inmediatamente convoca a una Asamblea General para proceder a la constitución de una Gran Logia, la que se constituye con el nombre de "Gran Logia General Escocesa de Francia del Rito Escoces Antiguo y Aceptado". Fue electo como Primer Gran Maestro y Gran Comendador, el príncipe Luis Bonaparte, hermano del Emperador, con Grasse Tilly como Lugarteniente. La nueva organización se extendió rápidamente, y actualmente es el rito mas universalmente conocido y practicado por el mayor numero de HH.-. en todo el mundo.

LA INICIACIÓN MASÓNICA DEL APRENDIZ MASÓN

¿Qué significado tiene la Iniciación Masónica? La respuesta viene en otra pregunta: ¿qué significado tiene para nosotros? ¿Es solamente formal? Ella está supuesta a iniciarnos en una nueva experiencia de la vida, o sea, a ponernos en el camino de esas nuevas experiencias. De ahí que se denomine a ese gran momento, Iniciación.Pero aun así, depende de cada uno el que ésta sea efectiva. En realidad, la Iniciación masónica no puede ponernos en ese camino si no estamos preparados y predispuestos para tomarlo, pues ella tiene sólo un carácter simbólico. ¿Qué utilidad tienen entonces las iniciaciones masónicas? El grado de Aprendiz y cada grado sucesivo de la Orden comprenden cierta etapa evolutiva, o sea, cierto estado de conciencia, y nadie puede, naturalmente, conferirnos un estado de conciencia u otorgarnos un determinado grado de evolución, ni iniciarnos en él. Cada cual tiene, por tanto, que ser interiormente un iniciado de algún grado, antes de que pueda tomar efectivamente la Iniciación correspondiente. Uno es un iniciado; nadie puede hacerlo un Iniciado. Sin embargo, con la debida comprensión, cada Iniciación puede significar un paso de incalculable trascendencia en nuestra vida, y está concebida con esa finalidad. De ahí la necesidad de que comprendamos el verdadero propósito de las ceremonias iniciáticas de la Masonería. El Cuarto de Reflexión y el examen de sí mismo que cada uno hace en él, como preámbulo de la Primera Iniciación, debe haberlo preparado previamente para este gran momento. Todo el que ha reflexionado suficientemente a lo largo de su vida sobre el paso que está por dar, al tomar la iniciación, debe poseer también la debida madurez y la necesaria comprensión para poder participar efectiva y no formalmente, de todo lo que ha de llevarse a cabo en la ceremonia y ver lo que las formas revelan. Con esa predisposición, el candidato sentirá, durante la ceremonia, que está en presencia de algo significativo. Cada palabra, cada acto del ritual, encerrará alguna clave que, como una chispa, podrá encender alguna luz interior que estaba ya lista para manifestarse en él, iniciándolo en alguno de los sagrados misterios de la vida y del ser. La Iniciación resultará, entonces, por lo que implica, un hecho real y no una forma ceremonial, saliendo de la misma un verdadero iniciado en los secretos de la vida. El camino evolutivo tiene para todos, sin excepción alguna, ciertas etapas bien definidas. Una Iniciación masónica ofrece, al que la toma y a los que participan en ella, una representación dramática de este proceso de realización del ser, con lo cual muestra un cuadro anticipado de este proceso. La Iniciación comprende solamente la primera etapa a recorrer, pues la limitación de nuestra mente no nos permite abarcar más. Pero ella nos muestra lo suficiente para que podamos prever lo que esa etapa encuadra y no andemos tan a ciegas. Los ritos de la iniciación nos muestran los pasos que debemos dar para recorrer esa próxima etapa del camino, facilitándonos con ello un progreso más rápido. La Iniciación nos anticipa, pues, el futuro. Y, para que el mismo nos quede fielmente grabado en la memoria, nos hace ensayar, a través de su desenvolvimiento, el papel del drama que habremos de representar en la vida real en el futuro. Ella constituye, por tanto, un ensayo del drama a desarrollarse. La primera Iniciación masónica, o sea, la del grado de Aprendiz, se diferencia de las demás por el hecho de que resume singularmente, en forma sintética, los tres principales grados o las etapas a recorrer, además de extenderse en la propia, demostrando nuevamente la ley de analogía de "cómo es arriba es también abajo". Ofrece de esta manera, a vuelo de pájaro, una idea general del camino evolutivo. Un motivo para ello parte, indudablemente, del hecho de que el método natural para reconocer la realidad es el de ir de lo general a lo particular y que, por otro lado, por adelantados que estemos en el camino evolutivo, seguimos siendo siempre aprendices. Sin necesidad de entrar en detalles sobre las otras iniciaciones superiores vedadas a los Aprendices, podemos considerarlas someramente a todas en este Grado. Esta particular Iniciación constituye, en realidad, un ensayo general de todo el drama que ha de desarrollarse en nuestra vida, visto a través de la Masonería. De esta manera recalca al Iniciado la realidad que William Shakespeare intuyó de que este mundo es un escenario y que todos somos actores en él. Si bien debemos poner en su representación mente y corazón, no debemos olvidar que somos en realidad meros actores, y que debemos desempeñar nuestros papeles con el desapego que nos corresponde. Este ensayo general tiene además un fundamento psicológico bien conocido. Este es que "la acción sigue al pensamiento", y que "la visión de lo que queremos llegar a ser debe preceder lo que somos actualmente". En adelante el iniciado debe tratar de vivir como si hubiera llegado al grado de evolución que le marca la iniciación tomada. La ceremonia de Iniciación revela al mismo tiempo la fórmula de realización para cierta etapa de la vida. Nos sugiere que encaremos esa realización en forma científica, aplicando esa fórmula; que la pongamos a prueba y veamos si da el resultado anunciado. Podemos resumir diciendo que las iniciaciones masónicas nos muestran el camino que tenemos por delante para su comprobación. ¿Comprendemos por qué las iniciaciones se caracterizan por determinadas pruebas a las cuales se somete el Iniciado? Para realizar esas comprobaciones en forma científica y evitar engañarnos es indispensable llevarlas a cabo con una mente abierta, desapasionada y libre de prejuicios. Para observar el cuadro es necesario salirnos de él. Nada ayuda tanto para progresar por este camino como el desapego y el desapasionamiento. ¿Por qué? Porque estamos apegados a los intereses materiales y nos es necesario desprendernos de los lazos que nos atan a ellos en nuestro corazón. Es natural que tratemos de agarrarnos a las personas y a las cosas que nos rodean en la oscuridad en que nos movemos; y de ahí nuestro apego a los bienes materiales. También, como un árbol milenario, la raíz de nuestra existencia está firmemente arraigada en la tierra y no nos es fácil salir de ella y volver la atención a las energías que nos llegan de arriba, sin las cuales no podríamos vivir y de nada nos serviría la tierra. Pero para progresar en el camino hacia la total liberación de limitaciones, es lógico que tengamos que desprendernos de esas ataduras mentales que limitan nuestra vida y dificultan los pasos que debemos dar hacia adelante. El progreso es difícil llevando un peso muerto atado al pie. No podemos dar un paso adelante sin despegar el pie de donde está apoyado. No es posible adelantar por camino alguno sin dejar atrás o trascender muchas cosas. Continuar manteniendo posiciones de retaguardia que hace tiempo hemos trascendido, es querer salvarnos cometiendo suicidio. No podemos traficar con cosas que tenemos que trascender. Tenemos que ser enérgicos en este sentido. Debemos enfrentarnos con nosotros mismos y preguntarnos a qué cosas estamos dispuestos a renunciar para poder aceptar la nueva vida. Cada iniciación verdadera constituye un punto de síntesis alcanzado en nuestra vida y debe marcar el final de una etapa de superación y el comienzo de otra. Nuestro proceso evolutivo se compone de un proceso gradual de cortar lazos y desprenderse de ataduras que limitan la vida. El camino está libre. El primer desapego en la primera etapa de la vida se produce al cortarse el cordón umbilical de la mater. El segundo, al desprenderse, paso a paso, de las ataduras de la materia. Para indicársenos que el desapego de los bienes e intereses materiales es uno de los primeros y más importantes pasos que debe dar el que inicia este camino, se le pide, al que quiere hacerlo, que entregue la "joyas y metales" que tenga. De esta forma se procura prepararlo y probarlo para el progreso en el camino que debe recorrer. No son los bienes materiales en sí los que limitan, sino el sentimiento de apego a ellos como a cualquier otra cosa. Para darnos a entender esto se nos devuelven finalmente los "metales". Cualquier vicio es, también, una atadura que limita e impide nuestro progreso. El materialismo y el apego a los bienes materiales pueden constituir una limitación, una esclavitud y una tiranía muchas veces peor que cualquier totalitarismo. Aunque la jaula sea de oro no deja de ser prisión. Tomamos demasiado en serio nuestro papel como actores en este drama y olvidamos que todo es prestado en la obra que estamos realizando, que no somos más que simples administradores de los bienes que tenemos en nuestras manos. Nos aferramos a ellos como si pudiéramos adueñarnos de su forma y llevarlas con nosotros a la vida real, como si tuvieran un valor verdadero en vez del convencional. Cuando actuemos como si las energías y los recursos de que disponemos con nuestros exclusivamente en vez de prestados, asumimos una actitud separativa, separándonos y excluyéndonos mentalmente de la fuente única de energías. Tratando de acaparar recursos, ponemos límites a nuestras posibilidades de progreso. Comprendiéndolo, debemos vencer esta tendencia a defraudar nuestro progreso. Al quitársenos y entregársenos de nuevo los "metales" se nos indica, con ello, que los bienes materiales son prestados por un tiempo por el G.•.A.•.D.•.U.•. Para ayudarnos a alcanzar un propósito más elevado de vida. Se nos devuelven cuando los hemos dedicado a ese fin y hemos probado con nuestra actitud que estamos dispuestos a utilizarlos en adelante como corresponde para la construcción del Templo del G.•.A.•.D.•.U.•. Lo que alcanzamos en cada paso adelante que damos por este camino de autodedicación vale muchas veces más que lo que dejamos atrás. ¿Cómo cambiar, en este caso, de sacrificio? Sacrificio es, por el contrario, renunciar a lo más por lo menos.

EL GRADO DE APRENDIZ MASÓN


INTRODUCCIÓN
Déjenos comenzar por definir el término de Iniciado Aprendiz. "Como un Iniciado Aprendiz Masón, el primer paso en su viaje al Sublime Grado de Maestro Masón ha sido dado.
Estamos seguros que usted encontró su iniciación como una experiencia que nunca olvidará. Un grado en la Masonería no es una experiencia aislada con la cual sentirse realizado al alcanzarlo, por el contrario es un privilegio por siempre perdurable.
Usted puede sentarse en una Logia de Aprendiz para observar, participar, y para estudiar sus ceremonias.
Su posesión de los Grados, es algo de por vida con lo cual usted podrá compartir y profundizar tanto y mientras usted viva.
Como Aprendiz Masón usted es un estudiante o principiante de por vida, en Masonería Especulativa.
Usted ha dado el primer paso en el magisterio de nuestro Arte. Ciertas cosas se esperan de usted:
Primero, se espera que muestre cierta humildad. Como un aprendiz, usted debe tener guías y profesores, y usted deberá servilmente aceptar sus enseñanzas.
Segundo, usted debe aprender el Ritual del Grado, para poder probar su habilidad en Logia Abierta. El propsito de aprender el Ritual del Grado es para que al dominarlo tan profundamente sus enseñanzas se mantendrán con usted de por vida.
Tercero, debe estudiar e instruirse sobre Masoneri a si mismo, en todas ls formas posibles. Su Logia no estará contenta de recibir vuestros Aumentos de Salario; ello requiere que usted se vuelva se transforme en un verdadero y activo miembro.
Cuarto, usted aprenderá las reglas y reglamentos que gobiernan a un Aprendiz Masón.
cuando estuvo en la esquina nordeste de la Logia, se le enseño cierta lección concerniente a la piedra angular.
De esa lección, usted debería saber que usted es una piedra angular del Arte.
Es nuestro ruego y esperanza que usted probará ser una sólida base cuando avance al Grado de Compañero Masón, y luego al de Maestro Masón.
Nuestra Gran Fraternidad depende de nuevos miembros como usted para conducir su trabajo en los años venideros.
LOS SÍMBOLOS DEL GRADO DE APRENDIZ MASÓN
Los símbolos, emblemas y las ceremonias alegóricas del primer grado tiene cada uno su significado; el conjunto de estos comprenden la enseñanza del grado.
Nuestro propósito aquí es darle algo de la información que le mostrará, que cada detalle del ritual está lleno de una significación definida la cual cada Masón puede aprender si el mismo la aplica.
La venda, representa la oscuridad en que cada hombre profano, está situado en cuanto a su vida masónica; por este motivo se quita en el momento de ver la luz Masónica.
Su remoción nos hace consciente de bondad, verdad, y belleza.
La soga, es un símbolo de todas esas limitaciones externas mediante las cuales un hombre es controlado por otros; o por fuerzas externas a él.
Si un hombre no mantiene la ley de su propio arbitrio, será obligado a mantenerlo por la fuerza. La remoción de la soga significa que cuando un hombre se convierte en amo de sí mismo, mantendrá la ley como una cuestión moral.
La Logia es un símbolo del mundo, iniciación significa nacimiento, y los Grandes Columnas significan la entrada a un nuevo tipo de vida.
La Espada en el pecho, significa entre otras cosas, cual es la única pena real por violar la obligación.
El rito de Circunvalación significa que la vida masónica es un viaje progresivo, de logros conseguidos paso a paso, y de que un Masón siempre estará en busca de más Luz.
Acercarse al Este es significativo, porque el Este es la fuente de luz.
El Altar o Ara es el mueble más importante en una Logia, y un símbolo de ese lugar que la veneración de Dios se realiza en Masonería - un lugar al centro, alrededor del que todo gira.
Las obligaciones tienen en ellas muchos significados literales, y como tal son la base de nuestra ley disciplinaria.
Pero además de este, ellas significan la naturaleza y lugar de compromiso en la vida humana.
Las Grandes Luces son la Santa Biblia, la Escuadra, y el Compás.
Como Gran Luz, la Santa Biblia representa el arbitrio de Dios como el hombre lo comprende; la Escuadra es la vida física del hombre bajo sus condiciones humanas; El Compás representa la vida moral y espiritual.
Si un hombre actúa en obediencia al arbitrio de Dios, y según los dictados de su conciencia, él vivirá en la iluminación de las grandes Luces y no podrá yerrar el camino.
El Rito de Salutación, en el cual el candidato saluda a cada Dignatario a la vez, es, aparte de su función como parte de las ceremonias, también un símbolo del respeto y Obediencia de un Masón para con todas las autoridades debidamente constituidas.
Los Antiguos Linderos manifiestan esta sencilla oración: "un Masón es un sujeto pacífico a los poderes civiles dondequiera que él resida o trabaje."
La misma significación es tenida por el Venerable Maestro, quien también es un símbolo así como los demás Oficiales de la Logia.
Como el sol gobierne el día, él guía y gobierna su Logia.
Su título, "Venerable", significa que es merecedor de reverencia, respeto, y obediencia.
El Mandil es a la vez el emblema de pureza y la insignia de un Masón.
La Lección de Caridad (solicitud de monedas para la pobre viuda) es para demostrar al candidato la importancia de mostrar compasión hacia su prójimo.
Las Herramientas de trabajo representan esas virtudes morales y espirituales que deben gobernar nuestra conducta.
La esquina nordeste es tradicionalmente el lugar donde la piedra angular de un edificio es puesta.
Cuando se hace sentar allí al Aprendiz, es porque él es la piedra angular del arte del arte del futuro.
El iniciado aprendiz él mismo es un símbolo, símbolo de la nobleza en todo el sistema emblemático del arte.
Él representa la juventud, representado por el sol ascendente; pero más allá de eso, él representa la juventud educada, la juventud lista para someterse a la disciplina y buscar conocimiento a fin de aprender el Gran Arte de la vida
Entrado ponen de aprendiz escrito religioso de grado
Cante en salmos 133, citado íntegramente, es el escrito religioso de apertura para la francmasonería. El salmo es tomado de los "los Salmos de sabiduría" y eran uno de los los Salmos, o canciones, que los devotos cantaron como se acercan la montaña a Jerusalén y el templo. Ello se grababa sobre la memoria de cada judío leal, para su significado fueron atar todas las personas estrechamente en las obligaciones de amor y lealtad.
Este salmo empieza con la palabra característica de la introducción, " contemple!"En otros términos, " escuche, ponga atención, esto es grandemente importante." La palabra " contemple!" tuvo el mismo poder como ese otra frase muy familiar, " así saith la cámara de los Lores!".
"Contemple! cómo bien placentero es para los hermanos para habitar en conjunto en unidad."
Este salmo era escrito después de los judíos tenga retornado por su cautiverio babilónico y ellos hubieron retornado con esposas extranjeras, idea extranjeras, y un dios de comprensión de muy suelto ellos necesitan dibujar todo cerca en conjunto para la fortaleza nacional, para las cintas de religioso más cercanas, para observancia estricta de las leyes de la vida familiar del dios se había deteriorado bajo su cautiverio y muchos de los judíos que retornó a Palestina se haya sostenido en la Babilonia y tuvo ningunas cintas familiares a su tierra natal real.
En los hermanos de días antiguos habite en proximidad cercana; vivieron tan cerca de su lugar de nacimiento como sea posible; ellos vivieron bajo la influencia de la familia más grande, o clan, o tribu. Tuvieron una cercanía; fieltran una cercanía; tuvieron un sentido muy alto y muy profundo de la lealtad a todos los hermanos. Estos atributos se hubieron roto abajo en cautiverio, y la llamada sea recordar " cómo bien cómo placentero es para los hermanos para habitar en conjunto en unidad." por lo tanto, era necesario traer un recordatorio de la gloria del pasado y la ventaja del futuro si los hombres vivirían y actuarían como hermanos.
El escritor de este salmo entonces educa un recordatorio de una costumbre pasada. un anfitrión untaría su huésped con el aceite perfumado de la unción que llena la casa con su olor. La vuelta para el Aarón históricos, el escritor recuerda sus lectores de la barba de Aarón y sus mantos sacerdotales bellos. Aarón representó el " llamado de hombre de Dios, ".."el hombre separado de Dios " para una tarea especial. Aarón era untado para su oficina sacerdotal en una ceremonia bella antes de las personas formadas. Si los hermanos habitarán en conjunto en la unidad se parece esto:
"Se parece el ungüento precioso sobre la cabeza, Ese deje de funcionar sobre la barba,Aún la barba de Aarón,Ese baje a las faldas de sus prendas de vestir."
Este aceite de perfume, este aceite de unción, emita un olor que pueda tener conciencia de todo y todo pueda hacerse impresión. " hermanos en la unidad " traiga un conocimiento del perfume de paz y fortaleza. Pero allí fue de alguna importancia más.
Palestina era una tierra dura de lluvia pequeña, muchas ruinas, sol caliente, suelo fértil pequeño, y muchas sequías. Las montañas estaban sobre cada mano, seque se, el yermo, y casi hospitalario. Pero allí fue de alguna importancia sobre las montañas que apeló. Cuando los hermanos habitan en unidad, ello es como la frescura del rocío sobre esas montañas:
"Como el rocío de Hermon.Y como el rocío que cae encima las montañas del pueblo hebreo.Para allí la cámara de los Lores mandó la bendición, aún La vida por siempre."
Hermanos en la unidad se refrescan mutuamente para existe la fortaleza en unidad y el espíritu fraterno es bella, refrescando, y restaurando. Y cuando se establece la unidad entonces existe la bendición de la cámara de los Lores endiosa sólo en unidad, implique el escritor del salmo, donde el espíritu de hermanazgo prevalezca, puede la cámara de los Lores da a su bendición por siempre.

COMPROMISOS DEL APRENDIZ MASÓN




Desde el mismo momento que asumiste tu obligación o juramento, comenzaste un nuevo trabajo en la profesión que escogiste de M.•. Desde ese momento, tuvimos un nuevo H.•., y ése eres tú, ...el de menor edad Masónica entre nosotros.
Todos nos sentimos orgullosos de recibirte y tenerte en nuestra O.•., y por ello te dimos nuestro amor en un abrazo de bienvenida fraterna a nuestra antigua y honorable O.•.
El grado que ahora posees de A.•., es el primero o el escalón inferior de los grados Mas.•. Este grado de A.•. y que tu puedes considerar “bajo” o de poco significado, es sin embargo, de una gran importancia y que no tiene ningún otro grado Mas.•.
De hecho, es el más importante de todos; porque es el único grado que te permite dejar de ser “profano” y da a ese hombre que llevas en ti, la condición y compromiso de M.•. que ahora tu tienes.
Por otra parte, en este primer grado, aprendes la más importante de todas las lecciones de instrucción Mas.•. que puedes recibir, y es conocer y comenzar a interpretar la importancia que la albañilería dio a la entrega y rezo del hombre común, a ese honrar y dar alabanzas a su Creador.
En este grado, aprendes que para tu fortaleza interior, cada M.•. debe poner su confianza en el G.•.A.•.D.•.U.•. y que ningún ateo puede ser iniciado en Mas.•. Aprendes también, la naturaleza, significado y profundidad de una obligación como la que tú has juramentado en el Ara de la Mas.•. frente a tus HH.•. y con el sello de tus labios sobre el V.•.L.•.S.•.
Aquí, a éste Tem.•., distintos HH.•. te han traído y conducido desde la oscuridad en que estabas y te fueron conduciendo “sin ningún riesgo para ti” para que pudieras descubrir las tres grandes luces en Mas.•. Se te explicó que el V.•.L.•.S.•. regula y guía la Fe de cada Mas.•., conociste el simbolismo de la Escuadra y el Compás; se te enseñó el toque y palabra de reconocimiento de tu grado, y que te permiten ser reconocido y aceptado como un H.•. en todo el Univ.•. Mas.•.
Fuiste investido con el mandil de piel de cordero que ahora llevas y es la divisa más honrada de la O.•. M.•.
Recibiste explicación y aprendiste las aplicaciones morales y simbólicas de las herramientas del A.•., de lecciones importantes como son “el secreto y la caridad”, y has asumido deberes al G.•.A.•.D.•.U.•.; “ése Ser Superior que es tu Dios, a tí mismo, tu familia, tus HH.•., tu país y demás seres humanos”.
Quisiéramos satisfacer tu deseo o ansiedad de una buena instrucción Mas.•., y para ello te sugerimos leer, conocer y profundizar el ritual, estudiar y analizar el simbolismo, y más de todo aquello que te pueda permitir llenar y satisfacer ese gran interés que tienes de A.•. M.•.
Seguro estoy, que tu deseo es superior a cuanto hasta ahora has recibido, y durante tu tiempo de A.•. M.•. el Q.•.H.•. S.•. V.•. como Oficial principal a cargo de tu instrucción, podrá darte indicaciones y satisfacer tus preguntas para aumentar todo deseo que tengas de mejorar tu ser interior. Igualmente los demás HH.•. de mayor edad mas.•., darán lo mejor de si, para ayudar y ofrecerte con su palabra y ejemplo la mejor enseñanza.
Leyendo el contenido que brinda el ritual de tu grado, comprobarás que habla e instruye desde la profundidad del análisis de sus palabras, y, seguramente tú lo entenderás mucho mejor que todas nuestras explicaciones. Obtendrás de él, un mejor provecho a toda la instrucción que te podamos ofrecer, porque la lectura e interpretación del Ritual, será un adentrarte en secreto y en silencio a esa sala donde te encuentres a solas con ese gran maestro que llevas en ti, y es tu conciencia. Con ése buen maestro de tu ser, obtendrás la mejor lección para tu reflexión y propio provecho, que extenderás su beneficio y enseñanzas a todos los seres que te rodean.
Esta L.•.M.•. la componen los QQ.•.HH.•. aquí presentes y algunos mas que su espíritu vibra aquí entre nosotros y que por factores ajenos a su voluntad no pudieron estar hoy presentes. Todos, deseamos ser para ti, ese nuevo corazón humano, los oídos que te escuchen y poder ofrecerte una respuesta a tu consulta, y ofrecerte los brazos que te den afecto y ánimo ante una adversidad.
Nosotros, somos en éste momento la representación de millones de HH.•. esparcidos sobre la faz de la tierra, que desean todo ello para ti y más, y que estarán siempre disponible con deseos de responder y darte instrucción, y ayudarte en cuanto esté en su poder hacerlo.
Por ello, debo decirte que los QQ.•.HH.•. de la R.•.L.•. “Tu Logia Madre”, deseamos que de ahora en mas tomes conciencia, reflexiones y te esfuerces a desarrollar el espíritu artesano y los valores del M.•., y tengas la máxima voluntad de superación requerida para alcanzar los mas altos conocimientos y el perfeccionamiento del Arte Mas.•. que hoy has iniciado.
Aprende de memoria lo que has prometido en la Obligación, porque ese juramento debes de tenerlo siempre presente al igual que los detalles de la Ceremonia, las Herramientas y las Exhortaciones, y poner todo ello en práctica en todos los instantes de tu vida.
Si eres receptivo, comprenderás y darás a la iniciación Mas.•. el verdadero significado que tiene, ya que es “tu renacer” a una nueva y mejor vida de estado y sensaciones. Con esa experiencia dentro de tu subconsciente, deseamos que te encuentres a ti mismo y a ese otro ser que llevas dentro de ti -que es tu conciencia y a la vez tu G.•. M.•., y comiences a dar a tu ser el verdadero valor que tiene y el interés de mejorar cuanto albergas dentro de él.
Ten confianza en ti mismo, que puedes superarte con la guía y consejos de tu Fe y tu sabia conciencia, y podrás generar en ti la inmensa energía y fortaleza para alcanzar todo aquello importante que anhelas mejorar en tu ser y tu vida.
Ahora que has dado el primer paso a lo que te has propuesto para ese cambio, “tu cambio”, y que te permitirá ver todo desde una altura superior en tu Fe y con mejor óptica desde el análisis, la comprensión, el entendimiento, la reflexión, y el uso y puesta en práctica del desarrollo de tus valores y principios, comenzarás a sentir en ti el inicio de ese renacer, de vivir el estado de tu metamorfosis y disfrutar cual crisálida totalmente libre y repleta de luz e ingravidez, de conocer y explorar un nuevo estado de inmensas y bellas emociones que poco a poco iras descubriendo y disfrutando, y que, con toda la confianza y seguridad puesta en tus principios y energía, sin premeditarlo irradiarás ese halo por doquier, haciendo que otros seres a tu alrededor comiencen a observar el cambio que transmites con esa nueva y poderosa energía que emanará de tus sentidos y valores.
Sabes que como MM.•. tenemos obligaciones, y por ser un nuevo iniciado ponemos especial énfasis e interés y te ofrecemos nuestra colaboración para tu mejor instrucción. Queremos que aprendas de buenas lecturas, explicaciones y experiencias, porque sabemos que con ello, con tu reflexión y conciencia, tendremos en ti a un buen M.•. y un ejemplo viviente y transmisor de las virtudes que se generan y practican en nuestra O.•. También debo decirte, que desde el momento de tu juramento, tú también tienes esas mismas e iguales obligaciones para con todos los MM.•. del Universo y con los demás seres humanos.
La O.•. M.•. no hace proselitismo ni invita a ningún hombre a integrarse en Nuestra Orden, y el estar aquí es porque somos libres y por haber seguido el deseo e impulso de nuestra propia voluntad y porque así lo hemos querido, porque somos de buenas costumbres, mayores de edad, y hemos estado bien recomendados para ser aceptados entre hombres de principios y valores.
Ahora que has sido iniciado, es importante en tu nuevo oficio de Mas.•., aprender a tomar contacto “con tu propio ser y tu conciencia” y poder producir tu propio coraje y no engañarte cuando estés en la sola compañía del silencio en tu momento de reflexión y te preguntes: ¿quién soy? ¿qué soy?
En ése momento respóndete con sinceridad y podrás descubrir y ver tus defectos de forma que te permitan realizar el cambio que elimine de tu ser todo aquello negativo que puedas traer de tu vida profana e iniciar puro ese nuevo camino de Luz que te propones realizar.
De allí en mas, podrás comenzar a promover un ser mejor dentro de ti e intentar mejorar los valores espirituales y anímicos que brinden a tu vida las mejores conquistas, y lograr integrarte plenamente en nuestra hermandad generando energía y bondad a tu derredor, y te permita alcanzar la firmeza de principios y llevar a la acción todo lo que consideres loable y permitido dentro de la O.•.M.•., tu conciencia y tu vida profana.
PRACTICA LA PRUDENCIA, EL RESPETO Y ORIÉNTATE RUMBO A LA SABIDURÍA RECORDANDO SIEMPRE QUE:
Esta es y estás en una Orden Iniciática, y que fuiste recibido como un ser imperfecto, pero ello no significa que la Masonería permite que alguien desee imponer en nuestra orden su imperfección, sus defectos, falta de respeto o alguna mala intención de su parte.
Ten presente que los Masones son Arquitectos que construyen el edificio moral del perfeccionamiento humano con Fe, Esperanza y Amor.
En nombre de los QQ.•.HH.•. de ésta “tu Logia Madre” y todos los Mas.•. del Universo, te brindamos en nuestro abrazo sincero, la mejor y más grata de las bienvenidas a nuestra Orden y esperamos que cumplas con tu trabajo, en esta nueva profesión de Mas.•. que hoy has iniciado, y que no seas uno mas, sino "uno que desea y se sacrifica por ser mejor".

RITOS Y GRADOS EN LA MASONERÍA (José A. Ferreri)

La palabra rito en Masonería tiene dos sentidos diferentes, según se escriba con mayúscula o minúscula. Se designa Rito a una rama particular de la Francmasonería, de la misma forma que dentro de la Iglesia hay diversos Ritos, como el Rito Maronita, el Rito Copto, el Rito Latino..., etc. De esta forma se podría definir el Rito como una presentación particular de la Francmasonería cuyo carácter se distingue del de los otros Ritos por la forma. Entre los muchos Ritos que existen en Masonería se pueden señalar el Rito Escocés Rectificado, el Rito de Emulación, el Rito de Perfección, el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el Rito de Misraim, el Rito de York, el Rito Francés, el Rito Sueco, etc., etc. Tagón ha recopilado hasta 52 Ritos diferentes. Sin embargo, el número de Ritos es mucho mayor, ya que solamente en el Diccionario Universal de la Francmasonería, de Daniel Ligou, hay recogidos nada menos que 154 Ritos masónicos.
Se denomina rito (con minúscula) los diversos actos ceremoniales de iniciación (como el rito de despojar de metales al iniciado) o de desarrollo de los trabajos dentro de la Logia, cuyo formalismo está regulado según su finalidad iniciática.
A su vez se llaman grados en Masonería la sucesión de iniciaciones que enseñan la doctrina y fines de la Orden. El número de grados varía según los Ritos. La masonería simbólica, llamada también Azul, está compuesta de tres grados; el Rito Escocés Rectificado tiene 7; el Rito de Memphis y Misraim llega hasta 99; el Rito Escocés Antiguo y Aceptado --uno de los más generalizados-- consta de 33 grados. En este Rito los tres primeros grados se llaman simbólicos, dogmáticos o fundamentales, y constituyen la masonería azul. Los grados "capitulares" abarcan del cuatro al diez y ocho, y constituyen la masonería roja. Los grados "filosóficos" comprenden del diez y nueve al treinta, y forman la masonería negra. Los tres últimos grados, llamados "sublimes, consistoriales o administrativos", agrupan a los que integran la masonería blanca.
Suelen conferirse solamente los siguientes grados: Uno, dos y tres (simbólicos); diez y ocho (último de los capitulares); treinta (último de los filosóficos); treinta y uno, treinta y dos y treinta y tres (sublimes).
Los grados de cada Rito se dividen, pues, en series u órdenes, y las series en clases. Cada grado lleva consigo sus ritos de iniciación particulares, su catecismo, su juramento, sus símbolos y modos de reconocimiento especiales. Los grados tradicionales --que constituyen la base o esencia de la masonería-- los tienen todos los ritos.
Estos son los tres primeros, llamados también simbólicos o fundamentales, a saber: el aprendiz, albañil u obrero; el compañero, oficial o constructor; y el maestro, patrón o arquitecto.
Para poder ingresar en la masonería hace falta tener una determinada edad. Sin embargo la edad se entiende en la masonería de dos maneras. La primera, es la edad de admisión. La regla es que nadie puede ser recibido masón antes de haber alcanzado la "edad de hombre", exigencia que actualmente se interpreta como la edad de mayoría civil, que varía según los países: 21 años, 18 años, etc. La dispensa de edad puede ser concedida por el Gran Maestre, aunque es raramente otorgada, a no ser que se trate de hijos de masones. La segunda, es la edad simbólica. En algunos Ritos, especialmente en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, corresponde una edad a cada grado:
CUADRO DE GRADOS Y EDADES DEL RITO ESCOCÉS ANTIGUO Y ACEPTADO
1º Aprendiz 3 años
2º Compañero 5 años
3º Maestro 7 años y más
4º Maestro secreto 3 veces 27 años cumplidos
5º Maestro perfecto 1 año para abrir los Trabajos
7 años para cerrar los Trabajos
6º Secretario íntimo 10 años; el doble de 5
7º Preboste y Juez 14 años; el doble de 7
8º Intendente de Fábrica 3 veces 9 años
9º Maestro Elegido de los Nueve 21 años cumplidos; el triple de 7
10º llustre Elegido de los Quince 25 años cumplidos; 5 veces 5
11º Sublime Caballero Elegido 27 años
12º Gran Maestro Arquitecto 45 años, 5 veces el cuadrado de 3
13º Real Arco 63 años cumplidos; 7 veces el cuadrado de 3
14º Gran Elegido Perfecto y Sublime masón 27 años cumplidos
15º Caballero de Oriente o de la Espada 70 años
16º Príncipe de Jerusalén 25 años cumplidos
17º Caballero de Oriente y Occidente Sin edad
18º Caballero Rosa Cruz 33 años
19º Gran Pontífice o Sublime Escocés Sin edad
20º Venerable Gran Maestre de todas las Logias Regulares Sin edad
21º Patriarca Noachita Sin edad
22º Caballero de la Real Hacha Sin edad
23º Jefe del Tabernáculo Sin edad
24º Príncipe del Tabernáculo Sin edad
25º Caballero de Airain o de la Serpiente de Bronce Sin edad
26º Príncipe de la Merced o Escocés Trinitario 81 años
27º Gran Comendador del Templo Sin edad
28º Caballero del Sol Sin edad
29º Gran Escocés de San Andrés 81 años
30º Gran Elegido Caballero Kadosch Un siglo y más
31º Gran Inspector Inquisidor Comendador Sin edad
32º Sublime y Valiente Príncipe del Real Secreto Sin edad
33º Soberano Gran Inspector General 33 años cumplidos
Muchos de estos grados ya no se practican, pero la explicación de estas edades simbólicas, cualesquiera que sean, permanece la misma. Informarse de "la edad" de un masón, equivale a preguntarle su grado, y en la Masonería escocesa, a cada grado corresponde un Número cuya explicación pertenece al Hermetismo. Así, el Aprendiz tiene tres años porque ha sido iniciado en los misterios de los números 1, 2 y 3.
APRENDIZ
Es el primer grado de la Francmasonería. El "período de ensayo" en las antiguas corporaciones duraba varios años, y sólo después de haber hecho sus pruebas era agregado o incorporado; de ahí el nombre de Entered Apprentíce que la Francmasonería inglesa ha conservado, y que se podría traducir por "Aprendiz registrado".
El delantal del Aprendiz está hecho con piel de cordero, blanca, símbolo de inocencia, y debe llevar el reborde levantado --pues no sabe todavía trabajar-- a fin de protegerse.
Desde el día de su iniciación comienza "a trabajar la piedra bruta"; lo que el Rito Escocés Antiguo y Aceptado simboliza poniéndolo en la mano el mallete para que golpee simbólicamente los primeros golpes destinados a desbastarla.
Los útiles que la Masonería le confía son la regla de 24 pulgadas, el mallete y el cincel. Cada uno de estos útiles comporta una utilidad constructiva propia, pero la Masonería moderna al no construir ya edificios materiales, le aplica un segundo sentido, que es esotérico. Cada útil tiene una significación moral que le es explicada en el rito de la "presentación de los útiles".
En la Logia los Aprendices se sitúan al lado de la columna del Norte, frente a la del Sur La Regla engendra la línea recta, dirección de nuestra conducta.
El Cincel simboliza las ventajas de la educación. Sostenido con la mano izquierda debe ser aplicado sobre la piedra bruta a fin de trabajarla. Pero para que este trabajo sea eficaz es indispensable que el útil complementario, el mallete, sostenido con la mano derecha, golpee la cabeza del cincel de forma correcta. Caso contrario el mallete sólo no sería otra cosa que un instrumento de destrucción, impropio, sin el cincel para transformar la piedra bruta en piedra cúbica.
La significación alegórica y moral de lo que precede es: el trabajo del hombre sobre sí mismo para realizar su propia perfección, trabajo difícil y duro, pero que la Francmasonería tiene por fin facilitar poniendo en las manos del que quiere intentar sinceramente este accésit los "útiles", es decir, las enseñanzas y los ejemplos necesarios.
COMPAÑERO
El grado de Compañero es el segundo de la Francmasonería simbólica. El Compañero, se podría decir alegóricamente que es el obrero cualificado. Mientras el Aprendiz trabaja con el reborde de su delantal levantado, pues todavía está en fase de aprender el oficio, el Compañero lleva un delantal cuyo reborde está bajo (sin levantar).
Sus útiles, en el Rito Emulación son la escuadra, el nivel y la plomada. En el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el cincel, el mallete, la regla, la palanca y la escuadra. Estas variantes de un Rito a otro son de hecho sin importancia ya que para repartir los útiles entre los tres grados, los ritualistas no han seguido un orden estricto.
La escuadra es la segunda de las tres Cirandes Luces que iluminan la logia. La 1. a es el Volumen de la Santa Ley [la Biblia], y la 3.a el Compás. La escuadra simboliza la rectitud moral, razón por la que sus brazos son rígidos [De ahí la expresión: Vivir según la Escuadra]. Numerosas tumbas de arquitectos de la Edad Media representan la escuadra y el compás asociados, pero con un sentido puramente operativo. Fuera de la Masonería, se encuentra este símbolo en otras partes, como en la filosofía china, con la misma significación.
El nivel simboliza la igualdad. La palanca no figura en todos los ritos masónicos. Alude al poder irresistible inteligentemente aplicado. La plomada simboliza la Vertical jerárquica, y en inseparable del nivel equivalente de la igualdad.
MAESTRO
Como todas las corporaciones medievales, la de los masones estaba integrada por Maestros, Compañeros y Aprendices. El Maestro masón significa un maestro de obras que tiene compañeros y aprendices bajo sus órdenes. Este concepto operativo no corresponde exactamente al del tercer grado de la masonería especulativa, sino más bien al del Venerable Maestro que es el que preside la logia y es elegido por un ano, teniendo como emblema o atributo de autoridad un gran mallete. El grado de maestros correspondería más bien a un conjunto de "patronos". Es una noción propia de la masonería especulativa que representa una clase de Maestros iguales entre sí y que constituye una categoría colocada también ella, bajo la dirección del Venerable. El emblema más representativo del Maestro es el compás.
El Compás es la tercera de las tres Grandes Luces que iluminan la logia. Considerado como símbolo en general, el Compás ha sido utilizado por numerosas escuelas del pensamiento, no sólo en Occidente, sino incluso en la Antigua China. En la Edad Media los imagineros representaron con frecuencia al Creador teniendo el compás y trazando los límites del universo; de ahí que los francmasones le reconocen como el Gran Arquitecto del Universo. La Francmasonería operativa también representó en numerosas ocasiones a sus maestros teniendo el compás en sus manos.
Como todo símbolo, el del compás, tiene diversos sentidos, y esta diversidad no implica ninguna contradicción, pues en simbolismo no hay significaciones oficiales. En el Rito Emulación, el Compás significa los justos límites en los que el masón debe mantenerse en sus relaciones con sus semejantes y en especial con sus Hermanos masones. Considerado, no como la tercera Gran luz sino como útil de trabajo del grado de Maestro, simboliza la imparcialidad y la infalibilidad de la justicia del Todo-Poderoso, pues fijó los límites del bien y del mal para la instrucción de los hombres, que "recompensará o castigará según hayan obedecido o transgredido a sus divinos mandamientos".
En el Rito Rectificado, el Compás es uno de los "muebles emblemáticos" de la logia; sirve para "trazar planos con justas proporciones".
En el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, asociado con la Escuadra concurre al encuadre de la letra G. Simboliza a veces la rectitud de las concepciones teóricas, razón por la cual los mejores trazados se obtienen al no separar demasiado, ni insuficientemente las ramas. Igualmente está asociado a la regla, el símbolo de lo relativo, no en el tiempo sino en el espacio, pues circunscribe la línea derecha en un espacio limitado.
Para acceder a estos grados había y hay que pasar por la "iniciación" correspondiente. Y de la misma manera que fuera de la masonería tiene cada iniciación sus formas particulares, la iniciación masónica, derivada de las iniciaciones gremiales operativas y de las de los Compañeros todavía hoy existentes en Francia, se refiere, por una parte, el arte de la construcción y, por otra, a ciertos misterios- o tradiciones antiguas, relacionadas con el mito de Hiram.
La Masonería se propone el "Arte de construir" el Templo ideal. Este Templo es el Hombre en primer lugar, y la Sociedad después. En la iniciación masónica, el profano, al "recibir la luz" se convierte en aprendiz masón; su trabajo esencial consiste en "desbastar la piedra bruta" y para ello le son suficientes dos instrumentos: el cincel y el martillo. Cuando su habilidad se haya desarrollado se transformará en compañero y aprenderá el uso de nuevos instrumentos de trabajo. Más tarde accederá a la maestría que le dará el derecho y el deber de enseñar la ciencia masónica a los aprendices y a los compañeros.
En los dos primeros grados el masón trabaja sobre sí mismo: de "Piedra bruta" debe llegar a "Piedra cúbica", y entonces se puede integrar en su lugar en el edificio, o si se prefiere en el Templo ideal. Este trabajo es más o menos largo de conseguir; algunos tal vez jamás llegan a "desbastar la Piedra bruta", no por falta de capacidad, sino porque no sienten la necesidad.
En la ceremonia de iniciación masónica en el grado de aprendiz el profano es introducido en el templo con los ojos vendados, símbolo de la ignorancia y del no-conocimiento, desprovisto de metales pues la logia es lugar de paz y concordia, y bajo la forma de un mendigo, con el pecho y pie izquierdos descubiertos, en señal de pobreza y humildad; así sufre las pruebas de la tierra, el aire, el agua y el fuego. Solamente entonces, según el rito, se le quita la venda, y simbólicamente, se manifiesta ante sus ojos la luz del conocimiento.
La segunda iniciación masónica, la del compañero, evoca simbólicamente el viaje de la tradición de los compañeros; una larga peregrinación en la que el nuevo obrero se ponía en camino para adquirir aquí y allá nuevos conocimientos. Es el grado de la búsqueda del saber y del descubrimiento del mundo. El texto del ritual exige de los compañeros firmeza para caminar por el sendero de la prudencia, y valor para acercarse a la verdadera luz: "Sólo el hombre audaz podrá llegar a la triple Luz". El simbolismo del 2º grado de la masonería es el viaje y la revelación de la estrella flamígera, el centro de donde parte la verdadera luz. Pues la estrella flamígera representa la luz iluminando el discípulo de los maestros, al obrero capaz de servirlos útilmente; es, pues, el signo de la Inteligencia y de la Ciencia.
El grado de maestro está centrado en la idea de la muerte y de la resurrección. Desarrolla la leyenda de Hiram, personaje del que se ocupa la Biblia. En el libro I de los Reyes [5, 15-32; 9, 10-14 y 22-23] se habla extensamente de Hiram, rey de Tiro, a quien acudió Salomón a fin de que le proporcionara cedros del Líbano para la construcción del Templo de Jerusalén. Pero el Hiram del que se trata en los rituales masones no es, ni mucho menos, el rey de Tiro. Era un obrero cualificado en la manipulación de los metales, en especial el oro, plata y cobre. Su descripción nos la hace también el autor del primer libro de los Reyes [7, 13-48]. Hijo de un tirio, obrero del bronce, y de una viuda de la tribu de Nephtalé. "Poseía gran habilidad, destreza y sabiduría para ejecutar toda clase de trabajos del bronce". Salomón le hizo venir de Tiro para trabajar en la ornamentación del Templo y ejecutó todos sus trabajos. En el primer libro de los Reyes se puede apreciar el detalle de las obras que hizo para el embellecimiento del templo de Jerusalén. Entre otras obras se mencionan en la Sagrada Escritura dos columnas de cobre que tenían cada una diez y ocho codos de altura, rematadas por unos capiteles en forma de flores. Hiram colocó las columnas delante del vestíbulo del santuario y a la de la derecha le puso por nombre Yakin y a la de la izquierda Boaz [1, Reyes, 7, 21-22]. Según la leyenda el arquitecto Hiram tenía a sus órdenes numerosos obreros que los distribuyó en tres clases, cada una de las cuales recibía el salario proporcionado el grado de habilidad que le distinguía. Estas tres clases eran las de aprendiz, compañero y maestro, tenían cada una sus misterios especiales, y se reconocían entre sí por medio de palabras, signos y gestos que les eran peculiares. El hecho de su asesinato, obra de tres de sus discípulos a quienes no quiso darles a conocer su secreto de maestro, sirvió a la masonería ritual y simbólica para la ceremonia de iniciación del grado de maestro.
Desesperados de haber cometido un crimen inútil escondieron su cuerpo de noche, lejos de la ciudad, en un pequeño bosque y plantaron sobre su tumba una acacia. Los maestros constructores, después de manifestar su dolor, salieron en número de nueve en su búsqueda, divididos en grupos sucesivos de tres. Habiendo descubierto la acacia recién plantada, la arrancaron, abrieron la tumba y el maestro Hiram entonces resucitó.
El compañero que va a convertirse en maestro debe reproducir simbólicamente en su iniciación la muerte y la resurrección espiritual de Hiram, constructor del templo de Salomón. Condenado a muerte por la ignorancia, el fanatismo y la ambición, es devuelto a la vida por el saber, la tolerancia y la generosidad. Al mismo tiempo, golpeado tres veces, muere para los aspectos "material, psíquico y mental" del "hombre antiguo", y renace a una vida nueva y en cierto sentido espiritualizada. El sentimiento que anima esta iniciación es la voluntad de convertirse en un hombre nuevo para ayudar a construir mejor el Templo, es decir: trabajar para transformar la humanidad y hacerla más fraternal.
CALENDARIOS Y NÚMEROS MASÓNICOS
Se llama Calendario Masónico el modo de computar el tiempo, usado entre los masones; es decir, la manera de expresar las fechas de un modo que no sea la empleada por los iniciados en la masonería.
La introducción del Cómputo masónico de tiempo, se debe a los Altos Grados de diversos Ritos. En 1875, algunos acordaron suprimirle, adoptando el calendario usual.
Los principales Calendarios masónicos son siete:
1º El del RITO SIMBÓLICO (el más usado en masonería).
La era masónica se obtiene añadiendo 4.000 al año en curso. Así 1989 es igual a 5989. El año masónico va del 1º de marzo (primer mes) al 28 de febrero (ó 29 si es bisiesto) del año siguiente. Febrero es, pues, el duodécimo mes. La datación masónica se obtiene según el ejemplo siguiente: 22 diciembre 1989 = 22º día del 10º mes 5989. Los doce meses de este año masónico reciben los nombres siguientes: Nissam = Marzo; Ijar = Abril; Sivan = Mayo; Thamuz = Junio; Ab = Julio; Eliul = Agosto; Tishri = Septiembre; Heshvan = Octubre; Kislev = Noviembre; Theved = Diciembre; Schevat = Enero; Adar = Febrero.
2º El del RITO ESCOCÉS.
Es el calendario hebreo puro. El año principia en septiembre; su numeración se obtiene agregando 3760 a la era vulgar, de manera que 1989 más 3760 = 5749. Los nombres y los días se designan por sus nombres hebraicos.
3º El del RITO DE MISRAIM.
Se reduce a agregar 4004 a la era vulgar, y por lo tanto a escribir 5993 en vez de 1989.
4º El del RITO TEMPLARIO.
Cuentan como año primero el de la fundación de la Orden, que fue el 1118 de la era vulgar, y escriben como año la diferencia entre la era vulgar y 1118, o sea 1989 - 1118 = 871, en vez de 1989.
5º El del RITO DE LA ESTRICTA OBSERVANCIA.
Toma como año primero el de la destrucción de la Orden de los Templarios, que fue el de 1314, y escriben la diferencia entre la era vulgar y 1314, o sea 1989 - 1314 = 675 en vez de 1989.
6º El de la ORDEN DE REALES ARCOS.
Consideran como año primero el de la fundación del segundo Templo de Jerusalén por Zorobabel en 530, antes de Cristo, y escriben la fecha añadiendo 530 a la era vulgar, o sea 1989 más 530 = 2519, en vez de 1989.
7º El de la ORDEN DE REALES Y SELECTOS MAESTROS.
Fechan desde 1.000 años antes de Cristo en que quedó terminado el Templo de Salomón, y añaden por lo tanto 1.000 a la era vulgar, escribiendo 2989 en vez de 1989.
Las siglas utilizadas en cada caso suelen ser las siguientes:
A.L. = Anno lucis. Año de la Luz. En algunos casos A.D.V.L. Año de la verdadera Luz. Es utilizado en los ritos Simbólico, Escocés y de Misraim.
A.O. = Año de la Orden. En los ritos Templario y de Estricta Observancia.
A.I. = Año de la invención. En el rito de la Orden de los Reales Arcos.
A.T. = Año del Templo. En el rito de la Orden de Reales y Selectos Maestros.
Por lo que respecta a los números, los masones los dividen en "femeninos" (los pares) y "masculinos" (los impares). El número 1 presenta a la divinidad; el 2, las tinieblas; el 3, es el número perfecto e indica la armonía; el 4, es el número divino; el 5, indica la luz, el matrimonio y la naturaleza, siendo definido como número hermafrodita, al estar compuesto del 3 (masculino) y del 2 (femenino); el 6, indica salud y justicia; el 7 es el número venerable; el 8, representa la amistad indicando el primer cubo: 2 + 2 + 2 + 2 = 8; el 9, es el número considerado finito; el 10, finalmente, indica el cielo porque conserva todas las relaciones armónicas: 1 (masculino) + 2 (femenino) + 3 (armonía) + 4 (número divino). (Al Índice.)
CÓDIGO MASÓNICO
Adora al Gran Arquitecto
El verdadero culto que se da al Gran Arquitecto, consiste principalmente en las buenas obras.
Ten siempre tu alma en un estado puro para parecer dignamente delante de tu conciencia.
Ama al prójimo como a ti mismo.
No hagas mal para esperar bien.
Estima a los buenos, ama a los débiles, huye de los malos, pero no odies a nadie.
No lisonjes a tu hermano, pues que es una traición; si tu hermano te lisonja, teme que te corrompa.
Escucha la voz de tu conciencia.
Sé el padre de los pobres, cada suspiro que tu dureza les arranque, son otras tantas maldiciones que caerán sobre tu cabeza.
Respeta al viajero nacional o extranjero; ayúdale, su persona es sagrada para ti.
Evita las querellas, prevé los insultos, deja que la razón quede siempre de tu lado.
Parte con el hambriento tu pan, y a los pobres y peregrinos mételes en tu casa; cuando vieses al desnudo, cúbrelo y no desprecies tu carne en la suya.
No seas ligero en airarte, porque la ira reposa en el seno del necio.
Detesta la avaricia, porque quien ama las riquezas ningún fruto sacará de ellas, y esto también es vanidad.
Huye de los impíos, porque su casa será arrasada, más las tiendas de los justos florecerán.
En la senda del honor y de la justicia está la vida, más el camino extraviado conduce a la muerte.
El corazón de los sabios está donde se practica la virtud, y el corazón de los necios donde se festeja la vanidad.
Respeta a las mujeres, no abuses jamás de su debilidad y mucho menos pienses en deshonrarlas.
Si tienes un hijo, regocíjate; pero tiembla del depósito que se te confía Haz que hasta los diez años te tema, hasta los veinte te ame y hasta la muerte te respete Hasta los diez años sé su maestro, hasta los veinte su padre y hasta la muerte su amigo Piensa en darle buenos principios antes que bellas maneras que te deba rectitud esclarecida y no frívola elegancia Haz un hombre honesto antes que un hombre hábil.
Si te avergüenzas de tu destino, tienes orgullo; piensa que aquél ni te honra ni te degrada, el modo con que cumplas te hará uno u otro.
Lee y aprovecha, ve e imita, reflexiona y trabaja, ocúpate siempre en el bien de tus hermanos y trabajarás para ti mismo.
Conténtate de todo, por todo y con todo.
No juzgues ligeramente las acciones de los hombres; no reproches y menos alabes; antes procura sondear bien los corazones para preciar sus obras.
Sé entre los profanos libre sin licencia, grande sin orgullo, humilde sin bajeza; y entre los hermanos firme sin ser tenaz, severo sin ser inflexible y sumiso sin ser servil.
Habla moderadamente con los grandes, prudentemente con tus iguales, sinceramente con tus amigos, dulcemente con los pequeños y eternamente con los pobres.
Justo y valeroso defenderás al oprimido, protegerás la inocencia, sin reparar en nada de los servicios que prestares.
Exacto apreciador de los hombres y de las cosas, no atenderás más que al mérito personal, sean cuales fueren el rango, el estado y la fortuna. El día que se generalicen estas máximas entre los hombres, la especie humana será feliz y la Masonería habrá terminado su tarea y cantado su triunfo regenerador.

LA BÓVEDA CELESTE

Se denomina bóveda celeste a todo aquello que podemos ver desde la tierra. Este término se usa en la biblia para definir el cielo: el mundo...