sábado, 6 de octubre de 2007

El Número Tres: Tríada y Trilogía Masónica

Según la cosmogonía[1] el Tres es representativo de la trinidad, sea vista desde la relación existente entre Padre-Hijo-Espíritu Santo, o desde la relación entre padre-madre-hijo, razón por la cual, el Tres es símbolo de todas las cosas que existen y también es considerado como un valor sagrado. Este sentido de tríada, rompe las dualidades y aporta una visión de equilibrio en todos los fenómenos existentes en la Tríada Naturaleza, Hombre, Dios[2]
La palabra Tres, deriva de la lengua latina "trinum" o "tribium", y es el primer número impar, puesto que se compone por la reunión de Tres unidades; o de otro modo, del uno y del dos; que vienen siendo la unidad y el primer número par.
Históricamente sabemos que entre los antiguos pobladores, el Tres era el más sagrado de los números, aún cuando es una figura aritmética, a la que se le han atribuido algunas virtudes místicas, al asegurar que es la base de los signos de la perfección, y por eso vemos que en la filosofía de Platón se le considera, como la imagen del ser supremo en sus Tres personalidades: la material, la espiritual y la intelectual, hecha manifiesto a través de división tripartita del alma, a saber: el alma racional, inmortal, inteligente, de naturaleza divina y físicamente ubicada en el cerebro; el alma irascible, mortal, fuente de pasiones nobles y situada físicamente en el tórax y el alma apetitiva, mortal, fuente de pasiones innobles ubicada en el abdomen. Esta división en tres del alma, en los postulados platónicos, contrario a lo que se puede suponer, es lo que tácitamente, determina a la unidad hombre, razón por la cual, Aristóteles llegó al convencimiento de que el Tres contiene en sí el principio, el medio y el fin, lo que también viene a indicarnos, que es el símbolo armonía, del factor de conservación y del progreso natural, entre todos los seres y las cosas
[3]. Por otra parte, Aristóteles afirma que: “Tres, en efecto, son las clases de vida que se destacan especialmente: la que acabamos de señalar [la vida de goce], la política y, en tercer lugar, la contemplativa.”[4] Esta afirmación, nos deja entrever que la perfección de la vida del hombre está mediada por el Tres y que los aprendices masones estamos llamados a concretizar con el símbolo de la regla de 24 pulgadas, que simbólicamente se divide en tres momentos del día de ocho horas cada uno, dedicados al estudio, al trabajo y a la descanso.
Es por eso que el Tres incide directamente en el espíritu del hombre, afectando su expresión afectiva y su identificación conn la perfección; que el Dios perfecto comparte con el hombre imperfecto. Es por eso que el Tres, también simboliza el espíritu divino y el fuego divino.
El Tres, desde la Geometría se considera el primer número, pues se necesitan, por lo menos Tres puntos para conformar el triángulo, primera figura geométrica
[5].
Para los pitagóricos
[6], organización griega de astrónomos, músicos, matemáticos y filósofos, que creían que todas las cosas son, en esencia, números. El Tres para ellos representa la superficie; la Tríada, son los Tres niveles del mundo, a saber celeste, terrestre, infernal, y todas las trinidades. A su vez, consideran que el mundo es el resultado de la inteligencia (activa), la materia (pasiva) y la tríada (neutro).
Por otra parte, el Tres, desde las primeras expresiones teogónicas de la humanidad se ha relacionado con las deidades, de ahí que sea considerado número sagrado en las culturas egipcias, hindúes e israelitas; hoy en día este sentido divino del Tres está fuertemente presente en las experiencia religiosa del cristianismo.
En el Ritual de Primer Grado, el primer principio dice: “La Francmasonería tiene por finalidad el perfeccionamiento moral e intelectual del hombre, y por consecuencia, el de la sociedad profana”
[7].
Una de las formas que encontramos en la Orden Masónica para concretizar este primer principio, en la formación del aprendiz, es a través del simbolismo. Dentro de los símbolos, propios del primer grado está el Tres, el cual está representado en los Tres viajes de la iniciación, a través de los cuales superamos los obstáculos, guiados por el H.•.Exp.•., para llegar a el descubrimiento de la luz, dentro del Templo, ya en condición de AA.•.MM.•., aparece manifiesto el Tres nuevamente al ser Tres los primeros grados que se reconocen en la logia, a saber: A.•., C.•. y M.•., son también, Tres golpes en la puerta del Templo, ellos representan los Tres medios para alcanzar la Verdad, los que permiten entrar en Logia y Tres los pasos de la marcha para comprometernos con la logia, los cuales, se ejecutan formando una escuadra con los pies, al terminar cada paso, partiendo con el pie izquierdo, de Occidente a Oriente. El primer paso de la marcha del aprendiz, simboliza la infancia; el segundo la juventud y el tercero la madurez. Ellos también significan: Nacimiento, Vida y Muerte.
Un significado fundamental del Tres, en relación al grado de Aprendiz, es que esa es su edad, haciendo presente las condiciones propias en la adquisición del conocimiento para asumir un mayor compromiso, como es llegar al grado de compañero; esta edad nos recuerda la Unión, la Fraternidad y la Armonía.
El simbolismo del Tres
[8] es el soporte de toda la Orden Masónica, a tal punto que ella se rige por Tres gradas para subir a Oriente, y representadas en Tres gradas con las palabras: Fuerza, Belleza, Sabiduría; ellas son las cualidades que debe desarrollar A.•.M.•.para llegar a su perfeccionamiento espiritual.
El Ara
[9], sobre la cual se realiza la promesa masónica del aprendiz tiene Tres lados, acompañada de las Tres Grandes Luces Emblemáticas: Las Sagradas Escrituras, La Escuadra y el Compás.
El A:. M:., debe trabajar con Tres herramientas, fundamentales en su construcción interna como Masón, las cuales son el cincel
[10], el mazo[11] y la regla[12] de 24 pulgadas. Por otra parte, es importante destacar que el trabajo del A.•.M.•.es dirigido por Tres Hermanos, V.•.M.•., P.•.V.•., S.•.V.•.
Toda esta simbología del Tres en el grado de Aprendiz Masónico, nos debe llevar a dar repuestas a las Tres preguntas existenciales de todo hombre que centra su vida en el Espíritu y la Razón, a saber: ¿quién soy?, ¿de donde vengo? y ¿a dónde voy?
Dentro del desempeño del A.•.M.•.al entrar en el Templo ejecuta Tres saludos, el primero al V.•.M.•., y significa: “tengo fe en mis ideales”; el segundo, al P.•.V.•.,significa: “Tengo esperanza en realizarlos” y el Tercero S.•.V.•., significa, “amor a la humanidad”
[13]
Son tantos los elementos simbólicos de la Masonería, que se relacionan con el Tres, de los cuales podemos resaltar:
Fundamento de la Masonería: libertad, igualdad y fraternidad.
División del Tiempo: pasado, presente y futuro.
Facultades del alma: memoria, entendimiento y voluntad.
Puntos de referencias al Sol: levante, zenit y poniente.
Fases del día: aurora, mediodía y crepúsculo
Manifestaciones de la electricidad: luz, fuerza y calor.
Divisiones principales del cuerpo: cabeza, tronco y extremidades.
Dimensiones de los cuerpos: longitud, latitud y profundidad.
Colores Primarios: rojo, azul y amarillo.
Reinos de la Naturaleza: animal, vegetal y mineral.
Estados de la materia: sólido, líquido y gaseoso
[14]
Todos ellos de una u otra forma están directamente relacionados con el aire, el cual representa las fuerzas de la naturaleza; con el agua, que representa la purificación y con el fuego, que representa el amor hacía nuestros semejantes.
Como A:.M:.se debe tener en cuenta que existen Tres grandes verdades fundamentales e innegociables, hacía las cuales se encamina la vida, ellas son:
El alma del hombre es inmortal y su porvenir es el destino de algo cuyo crecimiento y esplendor no tiene límites.
El principio que da la vida moral en nosotros y fuera de nosotros, es imperecedero y eternamente benéfico, no se le ve, ni se le oye, ni se le huele, pero lo percibe el hombre anheloso de percibir.
Cada hombre es su propio y absoluto legislador; el otorgador de su gloria o de sus tinieblas; el determinador de su vida; el que decreta su propio galardón o castigo.
El Número Tres: Tríada y Trilogía Masónica son para el A.•.M.•.símbolos de lo justo, de lo bello y de lo verdadero, las cuales deben coexistir en todos los momentos de la vida del Masón para tener una actitud y aptitud de equilibrio en el pensar, sentir y actuar.
____________________________
[1] Según el diccionario de la R.A.E., el término Cosmogonía viene del gr. κοσμογονία y significa: Relato mítico relativo a los orígenes del mundo. Teoría científica que trata del origen y la evolución del universo.
[2] Se puede profundizar en la obra de Xavier Zubiri. Naturaleza, historia, Dios. Madrid: Edit. Nacional. 1975.
[3] Adolfo Terrones Benítez. gdo. 32 y Alfonso León García González. gdo. 33. El libro del aprendiz masón. los 33 temas del aprendiz masón y estatutos de la orden. Ed. Erbasa, México D.F.
[4]Aristóteles. Ética a Nicómaco. 1095b.
[6] Escuela presocrática griega fundada por Pitágoras de Samos (aproximadamente 582 A. de C. - 507 A. de C., en griego: Πυθαγόρας ο Σάμιος) fue un filósofo y matemático griego, famoso sobre todo por el Teorema de Pitágoras.
[7] Ritual de Primer Grado R:.E:.A:.A:., GLB. 1999.
[8] Oswald Wirth. El Libro del Aprendiz. Manual de Instrucción Iniciática para el uso de los Francmasones del Primer Grado. 1894.
[9] Según el diccionario de la R.A.E. el vocablo Ara viene de la expresión lat. Ara, que significa altar; montículo, piedra o construcción.
[10] Según el diccionario de la R.A.E., el cincel (del b. lat. scisellum, y este del lat. scindĕre, hender). Significa herramienta de 20 a 30 cm. de largo, con boca acerada y recta de doble bisel, que sirve para labrar a golpe de martillo piedras y metales.
[11] Según el diccionario de la R.A.E. mazo. (De maza). m. Martillo grande de madera.
[12] Según el diccionario de la R.A.E regla. (Del lat. regŭla), tienes diferentes aserciones, a saber Instrumento de madera, metal u otra materia rígida, por lo común de poco grueso y de forma rectangular, que sirve principalmente para trazar líneas rectas, o para medir la distancia entre dos puntos. Aquello que ha de cumplirse por estar así convenido por una colectividad. Conjunto de preceptos fundamentales que debe observar una orden religiosa. Estatuto, constitución o modo de ejecutar algo. En las ciencias o artes, precepto, principio o máxima. Razón que debe servir de medida y a que se han de ajustar las acciones para que resulten rectas. Moderación, templanza, medida, tasa. Pauta de la escritura. Orden y concierto invariable que guardan las cosas naturales.
[13] Cfr:. El Ara. Instructivo para el Aprendiz Masón. en www.masoneriagomch.cl pág. 39.
[14] Cfr:. El Ara. Instructivo para el Aprendiz Masón. en www.masoneriagomch.cl pág. 36.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

EXCELENTE TRABAJO Q:.H:. DIFICIL DE SUPERAR.

Horacio martin dijo...

Gracias por tu trabajo que trasciende.

Un saludo fraternal desde La Piedad, Michoacán, México

FORMULARIO PARA INTERESADOS EN LA MASONERÍA (HOMBRES Y MUJERES) EN EL ORIENTE DE BARRANQUILLA