lunes, 5 de mayo de 2008

LA ESTRELLA FLAMIGERA: SÍMBOLO DEL C.•. M.•.

El Pentagrama es el conjunto de cinco líneas horizontales paralelas y equidistantes sobre el cual se escriben las notas musicales o en los espacios que hay entre ellas, se hace presente en la estructura de La Estrella Flamígera, ya que ella despide llamas; por otra parte, el concepto de lo flamígero tuvo gran incidencia en el último periodo del gótico arquitectónico, en el siglo XV, cuya decoración se caracterizaba por sus formas parecidas a lenguas de fuego y expresa la dominación del Espíritu, sobre los elementos de la naturaleza; el cual se entiende como una entidad abstracta tradicionalmente considerada la parte inmaterial que, junto con el cuerpo o parte material, constituye el ser humano; se le atribuye la capacidad de sentir y pensar: espíritu crítico; espíritu vengativo; la salvación del espíritu es una constante en muchas religiones; con estas prácticas intenta pacificar su espíritu; en una persona de espíritu noble se distingue por su amplia cultura y su espíritu abierto.[1].

El espíritu, en las Sagradas Escrituras, se representa con el fuego, el trueno o la llama, a saber: “Allí el ángel del Señor se le apareció en una llama de fuego, en medio de una zarza. Moisés miró atentamente y se dio cuenta de que la zarza ardía en el fuego, pero no se consumía.
[2]De día, el Señor los acompañaba en una columna de nube, para señalarles el camino; y de noche, en una columna de fuego, para alumbrarlos. Así pudieron viajar día y noche.[3]” “Y se les aparecieron lenguas como de fuego, repartidas sobre cada uno de ellos.[4]” “Porque nuestro Dios es como un fuego que todo lo consume.[5] Por citar algunas.

La Estrella Flamígera siempre tiene una punta hacía arriba, significado de la Teúrgia, que quiere decir “Hacer con Dios y permitir que Dios haga en nosotros, ser colaboradores e instrumentos de él.” Es una de las ramas del saber hermético, junto con la astrología y la alquimia. También es llamada “Magia Blanca”, por lo que el mago blanco actúa solamente como un instrumento en las manos de Dios mientras que el negro piensa que es él quien hace las cosas, o se cree hacedor.

La Teúrgia es una ciencia y un arte; lo que indica que por más formulas que conozca, por más libros que uno acumule, no por ello uno se convierte en mago, es decir, en un transformador de si mismo y del mundo que es lo que uno está buscando
[6].

El Teúrgo conoce, es humilde porque sabe que solamente el Creador actúa a través de su cuerpo físico, vital, astral, mental y causal para manipular las Fuerzas de la Naturaleza para el bien de todos.

En el vértice superior del Pentagrama encontramos el Signo de Júpiter, expresa ascendencia del Espíritu y representa el "Padre de todos los Dioses". Júpiter representa el principio de la expansión, de ir más allá, el idealismo. Representa el impulso del conocimiento intelectual, filosófico y religioso. Se dice que trae buena fortuna y su influencia es aumentar el efecto de todo lo que tiene contacto con él. Júpiter está relacionado con la ley, la autoridad moral y nuestra actitud ante estos asuntos. Trae el fuerte deseo de ampliar conocimientos y la tendencia de tener fuertes opiniones y convicciones
[7].

Por otra parte, los ojos del espíritu representan la vigilancia invisible, que en todo está siempre presente.

En el lado derecho e izquierdo superior. Representante de los brazos, están los signos de Marte, simbolizando la Fuerza. Marte representa energía y masculinidad, además de todo lo relacionado con sexo y poder. Indica qué trabajo escogemos y cómo lo llevamos a cabo. Está fuertemente asociado con las experiencias de los hermanos, del padre y de otros hombres en general. Donde esté Marte, habrá instinto de luchar por la vida, revela desafíos y la habilidad de enfrentarse con valentía a ellos. Asimismo, está relacionado con el aparato muscular.

Los signos de Mercurio y Venus unidos representan el masculino y femenino que todo hombre y mujer tienen. Alegorizan el Hermafrodita. Mercurio está relacionado con nuestra habilidad de comunicarnos y con nuestro deseo de informarnos en general. Mercurio representa nuestros pensamientos y la constante actividad de nuestras mentes. Está asociado con el sistema nervioso y la coordinación física.

Venus muestra nuestros valores y nuestra necesidad de amor. Este planeta es el responsable de nuestras preferencias estéticas y de la atracción natural que sentimos por las personas o las cosas. Venus representa la necesidad que tenemos de sentir armonía interna y externa. Venus está asociado a nuestros sentimientos internos cuando hacemos comparaciones y emitimos juicios. También representa a hermanas u otras mujeres influyentes, así como nuestra experiencia de la armonía emocional entre nuestros padres
[8].

Las dos alas representan el ascenso del fuego sagrado a lo largo de la Espina Dorsal. Recordemos que para Platón, el hombre es dual, su esencia reside en el alma, que es espiritual. El hombre es alma, equivale al mundo de las ideas. El cuerpo en donde se ha encarnado es como una cárcel para el alma; y debe tratar, en todo caso, de purificarse de esa carga material y espiritualizarse lo más posible. Su aspiración a las ideas lo afirman en su naturaleza superior.

Platón cree en la inmortalidad del alma, el alma como principio vital que es, no puede ser compatible con la muerte. El alma ha preexistido al cuerpo y, por lo mismo, es natural que sobreviva después de la muerte.

La Teoría de la metempsicosis o transmigración de las almas sostiene que cada persona existe desde antes de su nacimiento en este mundo. Las almas espirituales viven en una especie de paraíso en contemplación de las ideas, plenas de conocimiento. Pero, por castigo de los dioses, han sido condenadas a vivir en este mundo encarceladas en un cuerpo material. Al encarnar en este cuerpo, el hombre tiene que purificarse respecto de lo material; pero a su muerte reencarnará en otro cuerpo, y así sucesivamente hasta que logre purificarse por completo.

El Caduceo de Mercurio representa la espina dorsal. El caduceo se encuentra en forma de dos serpientes enroscada en una varilla en los monumentos egipcios construidos antes de Osiris. El Caduceo de Mercurio o Hermes, es un símbolo cósmico, sideral o astronómico, lo mismo que espiritual y filosófico.

Metafísicamente, el caduceo representa la caída de la materia primitiva y original en la grosera materia terrestre. Astronómicamente, la cabeza y la cola representan los puntos de la elíptica en que los planetas, hasta el sol y la luna se juntan en estrecho abrazo. Filosóficamente es símbolo del restablecimiento del equilibrio perdido entre la vida, como una unidad, y las corrientes vitales que desempeñan diversas funciones en el cuerpo humano.

El Caduceo es el Cetro de Mercurio, una vara entrelazada con dos serpientes que en la parte superior tiene dos pequeñas alas o un yelmo alado. El peregrinaje de la involución y de la evolución incluyendo el camino recto de la iniciación, está significado en el Caduceo. También la vara central es emblemática de la columna vertebral y sus serpientes aluden al ascenso de la energía latente y enroscada sobre sí misma, que se encuentra en la base de la espina dorsal del hombre. Este símbolo es muy antiguo, se ha encontrado en Sumeria y en la India grabado en piedra, atribuyéndose su origen, en la antigüedad clásica, a la supuesta intervención de Mercurio entre dos serpientes peleando, las cuales se enroscaron en su vara. Se le ha considerado también símbolo del equilibrio moral y de la buena conducta. El bastón expresa el poder; las dos serpientes la sabiduría; las alas la diligencia; y el yelmo emblemático de elevados pensamientos
[9].

Los nombres de Adam y Eva, están escritos en hebreo en la parte superior, en la derecha, está escrito Adam y significa hombre o humanidad. Es el nombre dado al primer hombre, creado por Dios y encargado de cuidar el paraíso. Por su pecado fue expulsado del Edén, junto con su esposa Eva. En el nuevo testamento Cristo es llamado Nuevo Adán, por ser origen de una nueva humanidad y en la izquierda, está escrito Eva, palabra hebrea que significa viviente. Representa a la hembra humana creada por Dios; ellos son los pilares en que descansa toda la humanidad
[10].

El Cáliz, símbolo del yoni femenino, el cual es el nombre sánscrito de la vagina y significa templo sagrado, en tantra, el yoni es visto desde una perspectiva de amor y respeto; representa la mente cristalizada conteniendo el vino de la Luz que seminiza el cerebro
[11]

El Cetro, es el bastón de los patriarcas, la vara de Moisés que debe ser levantada a través de la transmutación de la energía crística; también representa la columna vertebral. En el Sagradas Escrituras encontramos: “– ¿Qué es eso que tienes en la mano? –preguntó el Señor. –Un bastón –contestó Moisés”
[12]. Llévate este bastón, porque con él harás cosas asombrosas[13].

La espada es la espada flamígera, celosamente guardiana del Edén, eso lo podemos evidenciar en el siguiente texto del Génesis: “Después de haber sacado al hombre, puso al oriente del jardín unos seres alados y una espada ardiendo que se revolvía hacia todas partes, para evitar que nadie llegara al árbol de la vida”
[14].

La espada flamígera para la O.•. M.•., básicamente, es el símbolo del honor, de la conciencia y de la protección, así como de la acción. En términos de Alquimia representa a la "espada de los filósofos". Es la Espada propia del V.•. M.•. de la Log.•., quien preside las Ten.•.

La espada flamígera va pasando de V.•. M.•. a V.•. M.•. Implica poder espiritual, relacionado con el fuego, su lugar es en la silla del V.•. M.•., porque él, como mayor autoridad de la Log.•., tiene que orientar y defender a los HH.•. contra los embates del mal el que está representado por la mentira, la insubordinación y en general todo aquello que pueda afectar la paz y armonía de la Log.•.
[15].

En la parte inferior del Caduceo, encontramos un símbolo que nos indica transmutación, en la alquimia, física y química es la conversión de un elemento químico en otro.

Podemos considerar la transmutación como la transformación física que sufre un personaje en su organismo, la cual suele venir acompañada de importantes cambios no sólo en su fisiología, sino también en su psicología y, lo más importante en este contexto, también en sus aptitudes o capacidades[16].

Alrededor de la estrella flamígera, encontramos la frase Tetragrammaton, que representa el nombre de Dios, su verdadera pronunciación antigua es desconocida.

Estas cuatro letras hebreas, yode, hay, waw, hay - IHVH. – llamadas Tetragrammaton, son las cuatro figuras que traducidas literalmente significan Yahwéh, siendo este vocablo la forma de pronunciación más antigua. Yahwéh, es el nombre de Dios. La razón de este nombre se debe a la superstición judía, de no poder pronunciarlo, por miedo de que fuera blasfemo. Mucha gente pronuncia el Tetragrammaton utilizando el vocablo "Jehovah", pero Jehovah no puede ser la pronunciación correcta puesto que en la lengua hebrea no hay ninguna letra que suene como "J" o "j".

Estas son las cuatro letras hebreas traducidas al español:

Yode, es la mas simple en construcción de las letras hebreas, es la unidad fundamental por la cual las otras letras son formadas; simboliza lo masculino y tiene como principio la fuerza. Hay, es una letra femenina, pasiva, y actúa como contenedor de yode. Waw, es actividad. Hay, está repetida como la cuarta letra del Tetragrammaton. Aquí se manifiesta como el resultado de las primeras tres letras actuando como una sola. La segunda Hay indica la manifestación de la forma.

Los cuatro aspectos del Tetragrammaton son simbolizados por los cuatro elementos; Fuego, Agua, Aire, y Tierra[17].

Los hebreos sinceros consideraban este nombre demasiado sagrado para ser utilizado y al leer las sagradas escrituras lo sustituían con el nombre de Adonai, que significa Señor.

El "1 2": El 1 significa la Divinidad masculina, luz. El 2 significa la Divinidad femenina, Verbo.

El "1 2 3": El 1 significa la Cruz, el Padre. El 2 significa Fuego, la Madre. El 3 significa el Alma, el Hijo. Relación directa con la Santísima Trinidad: Padre, Espíritu Santo e Hijo.

El Sello de Salomón, es el doble triángulo entrelazado, conocido en la India también con el nombre de Signo de Vishnú, y puede verse en las casas de todas las aldeas como un talismán contra el mal. El triángulo es un símbolo sagrado y religioso. La dirección que señala determina su significado.

Si está dirigido hacia arriba, representa el elemento masculino y el fuego divino; si está dirigido hacia abajo, representa el elemento femenino y las aguas de la materia, el doble triángulo significa las seis direcciones del espacio, la unión y fusión del espíritu puro con la materia.

La leyenda del maravilloso sello anular que Salomón recibió del cielo, es común al judaísmo, al cristianismo y al Islam. El Sello de Salomón, que tiene su base en el suelo y cuyo ápice llega al cielo, simboliza la armonía de los elementos opuestos; su significado es a un tiempo múltiple y pluricultural. Refleja el orden cósmico, los cielos, el movimiento de las estrellas en sus esferas propias, y el flujo perpetuo que se establece entre el cielo y la tierra, entre los elementos aire y fuego. El Sello de Salomón, por lo tanto, simboliza la sabiduría sobrehumana y el gobierno por gracia divina[18].

La Estrella Flamígera es sin duda un símbolo de la Providencia, asimila a la estrella de Belén, porque El Sello de Salomón es también designado la "Estrella de los Magos". La significación de La Estrella Flamígera es ante todo microcósmica, y existen casos en que ella no podría tener otra significación, como cuando es figurada entre la escuadra y el compás.

Esta estrella era la imagen de Horus, hijo de Osiris o el Sol, Dios del tiempo y las estaciones, fuente inagotable de vida, brillo del fuego increado y origen de todos los seres. El símbolo de La Estrella Flamígera descubre aspectos que tienen que ver con el Centro que irradia el fuego-luz, y que para el iniciado es el corazón; Centro que deberá tener presente a lo largo del camino iniciático si no quiere extraviarse.

Tendremos en cuenta además que La Estrella Famígera tiene en el centro la letra "G" o la Yod, simbolizando ante todo el “germen de inmortalidad” o Luz. La Estrella Flamígera o pentagrama irradia por sus cinco puntas: gravitación, genio, gnosis, geometría y generación, símbolos del fuego interior del propio iniciado, el cual debe perseverar por los senderos de la búsqueda de la verdad, simbolizados en los cinco viajes de la recepción del compañero; estos viajes se hacen iluminados por La Estrella Flamígera y el brillo de la letra G.

Respecto a la letra Yod, es la primera letra del tetragrama divino, la cual puede usarse como abreviatura completa del nombre judío de Dios, Yahvéh, de ahí que figure igualmente sustituyendo al ojo que todo lo ve, dentro de la delta masónica. En hebreo es considerado como "el elemento primero a partir del cual se forman todas las letras del alfabeto hebreo". Es la menor de las letras hebreas y sin embargo de ella derivan las formas de todas las demás: A esta doble relación se refiere también el doble sentido del jeroglífico del Yod, como "principio" y como "germen": En el mundo superior, es el principio, que contiene todas las cosas; en el mundo inferior, es el germen que está contenido en todas las cosas".


La Estrella Flamígera es el símbolo de la manifestación central de la luz, del centro místico, y emblema de la divinidad. Es uno de los símbolos más complejos de la O.•. M.•., correspondiente al grado de C.•. M.•., está asociada al número cinco y al hermetismo. Sus cinco puntas forman la pentalpha de Pitágoras, y entre los HH.•. MM.•., constituye los cinco puntos de la perfección: fuerza, belleza, sabiduría, virtud y caridad".

Según un antiguo ritual, "la estrella resplandeciente es el símbolo del H.•. M.•., que resplandece de luz en medio de las tinieblas, del mundo profano. La estrella resplandeciente simboliza al hombre, y más precisamente al hombre regenerado.

Es La Estrella Flamígera, el astro místico de la razón que ilumina al C.•. M.•., y cuya luz inextinguible disipa las tinieblas de la ignorancia; la letra G en su centro, emblema del genio del hombre, a quien ella dirige en el camino de la sabiduría, aclara el espacio inmenso que tiene que recorrer todo H.•. M.•., para la posesión de todas las verdades, a través de las obscuras sendas de la ignorancia, de la superstición y de las falsas ideas que dominan en el mundo profano. Ella es parte de Dios, que todo lo conserva y que adivina donde nace el bien y donde viene el mal, personifica el ingenio del hombre guiado por la razón.

A manera de conclusión, podemos decir que estamos llamados todos a seguir construyendo nuestra senda mas.•., guiados por La Estrella Flamígera, para poder llegar así a las cinco gradas que conducen al templo interior, representadas por la inteligencia para comprender; rectitud para obrar; valor para propagar; prudencia para aprovechar; y amor a la humanidad para el sacrificio y la abnegación.

Pidámosle al G.•.A.•.D.•.U.•., representado en la letra G presente en el centro de La Estrella Flamígera, para que nos ilustre en el conocimiento de la geometría para comprender la naturaleza; grandilocuencia, para explicarla a los demás; conocer los fenómenos de la generación, para descifrar el enigma de la vida; poseer la ciencia del gobierno para hacer nuestra felicidad y la de nuestros semejantes y, en fin, elevarnos, con las alas del genio, hasta ser dignos de llamarnos seres humanos.


[1] http://www.glrbv.org.ve/Trabajos%20y%20Trazados%20Masonicos/ESTRELLA%20FLAMIGERA.htm
[2] Éxodo 3,2
[3] Éxodo 13,21
[4] Hechos de los Apóstoles 2,3
[5] Hebreo 12,29
[6] http://esoterismoyocultismo.blogspirit.com/archive/2006/03/07/principios-de-la-teurgia-i.html
[7] http://www.espanet-plus.com/prana/astrolog.html
[8] http://www.rumoreslatinos.com/cartaastral/LosPlanetas.htm
[9] http://calamb.blogia.com/2007/122201-el-caduceo-de-mercurio.php
[10] http://www.geomundo.com.sv/labiblia/personajes.html
[11] http://www.solonosotras.com/archivo/14/par-tantra1-300701.htm
[12] Éxodo 4,2
[13] Éxodo 4,17
[14] Génesis: 3,24
[15] http://juliusmagnus.files.wordpress.com/2007/07/la-espada.pdf
[16] http://www.ciencia-ficcion.com/glosario/t/transmut.htm
[17] http://entre2mundos.iespana.es/entre2mundos/tetragramaton.htm
[18] http://www.mfa.gov.il/MFAES/MFAArchive/1990_1999/1999/9/El%20Sello%20del%20rey%20Salomn

FORMULARIO PARA INTERESADOS EN LA MASONERÍA (HOMBRES Y MUJERES) EN EL ORIENTE DE BARRANQUILLA